Alimentación

Volver



ANIMACION31 ANIMACION22 ANIMACION43 ANIMACION14
jquery carousel by WOWSlider.com v8.6
                                                              Adiemus
Alimentación

La alimentación suele ser el segundo gran gasto en una familia a no ser que tu familia sea de 5 o más miembros, entonces lo lógico es que pase a ser el primero.

El poder adquisitivo de las familias se ha hundido, y lo peor es que todo indica que no mejorará a corto ni a medio plazo (yo diría que nunca más); han subido los precios de los servicios básicos como la luz y el transporte; se han disparado las tasas y tributos (muy por encima de la inflación), y por más números que hagan las familias, hacer frente a los gastos es cada vez más difícil.

Aun así la alimentación junto con la hipoteca, con crisis o sin ella, sigue siendo la prioridad en el presupuesto familiar.

Vuelvo a repetir que toda esta web está dirigida a todas las familias, tengan o no apuros a fin de mes, porque a todas ellas creo les pueden venir bien seguir todos o algunos de los consejos y sugerencias que aquí voy a dar. Alguno de los consejos puede que solo den lugar a la obtención de un pequeñísimo ahorro, pero que sumado a otros pequeños ahorros, puede dar como resultado final no llegar a los últimos días del mes, con el bolsillo lleno de telarañas. Las familias con menos apuros pueden pasar de aquellos consejos que les pueda suponer tener que acometer un gran esfuerzo, y piensen que no merece la pena aplicarlos. De todas formas un consumo responsable no solo le viene bien a la economía familiar, sino al planeta. No hay que olvidar que todos somos responsables del futuro que dejamos a nuestros hijos y nietos, y no solamente a estos que los conocemos sino a las futuras generaciones venideras.

Voy a intentar dar algunos consejos para ahorrar en la cesta de la compra y también, por qué no, en qué comer y cómo cocinar.

El gasto medio por persona en España en alimentación y bebidas ronda los 160 euros mensuales. Dicho importe con toda lógica hay que multiplicarlo por los miembros que hay en la familia. El resultado es lo que deberíais gastar mensualmente en estos menesteres de la nutrición familiar. Por lo tanto a la hora de hacer un presupuesto anual hay que contar con esta cifra e intentar mes a mes no pasar de ella.

Si queréis saber por qué y cómo hacer un presupuesto anual pinchar aquí, y si queréis una plantilla Excel para realizar vuestro presupuesto me lo podéis también pedir y os la mandaría.



Como veis en el gráfico, el gasto ha ido decreciendo a pesar de la de subida de los precios, esto se debe a que o bien se consume menos, o bien nos decantamos por buscar ofertas y marcas blancas.

Si nos dicen que es porque los precios han bajado (y nos enseñan el IPC), yo no me lo creería mucho. Aquí dejo un gráfico del peso que los distintos grupos de gasto conforman el IPC que nos publican y del que tanto se enorgullecen los políticos a la hora de intentar demostrar lo bien que lo han hecho.



El IPC no deja de ser una estadística. No es el momento de hablar de lo que pienso de las estadísticas, de los economistas y del uso que se hace de los números y de los datos, pero tened siempre en cuenta, que quien usa un dato lo hará para su total conveniencia. Porque de un mismo dato se puede sacar tanto conclusiones positivas como negativas, al igual que de las botellas medio llenas o medio vacías, todo depende del punto de vista y del color del cristal con el que se mira.

Solamente reseñar sobre el gráfico anterior del IPC que lo que realmente influye en las familias con problemas financieros, son el grupo 1 y el 4 es decir la Alimentación y la Vivienda, sin dejar de lado el transporte (muchas veces necesario para acudir al trabajo y ganarte el sustento), aunque éste último con una planificación de vivir allá donde se trabaja se solucionaría en parte, y digo en parte porque el Transporte también influye en el precio de los alimentos, dado que si sube el gasoil esto repercutirá en el precio final de los alimentos en comercio.

Si la alimentación subiera un 10 % en el IPC y el resto de grupos permanecieran igual todo el año, el IPC anual habría subido solamente un 1,89%(ver en el gráfico que el peso de la alimentación es del 18,98%) y si tienes la suerte de que tu nómina sube en el mismo porcentaje que el IPC has perdido un 8,11% de poder adquisitivo en relación al gasto que tienes en alimentación, pero lo que es más sangrante es que en general has perdido alrededor del 4,6%, como explico más abajo con un ejemplo: Claramente es una estadística fallida.

Ejemplo de lo anterior:

si nuestro grupo familiar se compone de 4 personas y gastamos en alimentación (siguiendo la media de 150 euros mensuales) 600 euros, este año habremos gastado según la subida de alimentos 720 euros más (10%). Si cobramos 1000 euros mensuales, y por lo tanto son 12.000 euros anuales, y nos suben el 1,89% ganaremos 170 euros más (deducidos impuestos y Seg. Soc), pasando a tener un déficit de 550 euros. En resumidas cuentas tenemos un poder adquisitivo menor que el que teníamos del 4,59%.


Puntos a tener en cuenta:

1- No tires la comida.
2- Prepara los alimentos tú mismo.
3- Planifica las comidas semanales.
4- Congelador
5- Ir a comprar después de comer
6- Las tiendas son muy listas pero tú también puedes serlo.
7- Marcas genéricas o de la propia tienda (marcas blancas)
8- Peso y Precio
9- Tarjetas de fidelización
10- Menús con productos de temporada.
11- Sobras.
12- Bebidas.
13- Cultivar la comida.
14- Disfruta de cenas románticas en tu casa.
15- Pasteles y bollos.
16- La Carne
17- Caducidad.
18- Pescado
19- Bolsas
20- Cupones, descuentos y ofertas
21- La Alimentación es tu mejor médicina.



1.- No tires la comida.

Una buena planificación en la compra y posterior consumo de los alimentos unido a una revisión diaria del frigorífico te ayudará a que no tengas que tirar alimentos en mal estado o caducados.

Piensa antes de tirar nada, incluso los alimentos más básicos pueden ser creativamente devueltos a la vida en sopas, guisos, salsas, etc. Con un poco de imaginación se puede improvisar todo tipo de nuevas comidas a partir de los restos de anteriores comidas.

Dicen que las frutas duran más si las metes al frigorífico, pero eso no siempre es cierto. Las frutas de hueso maduran mejor fuera de la nevera, una vez maduras se pueden meter en ella, pero es mejor que estén fuera en una bandeja, así podrás verlas para comerlas antes de que se deterioren demasiado, además el frio no siempre es bueno, por ejemplo a los tomates, la calabaza y las naranjas no les sienta nada bien. Tampoco les sienta bien a los siguientes productos: miel, cebollas, patatas, pan, café, calabazas de invierno o piel dura, ajos y salsas picantes.

Hay algunas frutas que despiden un gas que hace que las frutas que hay alrededor maduren o si ya están maduras se pudran antes, como las manzanas y los plátanos. De hecho si alguna fruta que habéis comprado por su bajo precio todavía está poco madura, un buen truco está en meterlas junto con una de esas manzanas o plátano para que maduren antes.

En cuanto a las sobras de alguna comida por haber cocinado más cantidad de la necesaria, nada más meterla a la nevera ya hay que estar planeando en qué otro momento se consumirá y se podrá hacer como plato único o como acompañamiento o complemento a otro alimento. A muchos platos se les puede añadir algún componente y variar su presentación para su aprovechamiento sin tener que tirarlo. Si un plato elaborado permanece más de 3 o 4 días en la nevera, aunque todavía puede durar algo más de tiempo sin peligro de intoxicación, su aspecto hará que acabemos rechazándolo y por lo tanto tirándolo a la basura. Por lo tanto planificación y no tirar nada. Se ha estudiado que en España se tiran a la basura cerca de 1000 euros por familia y año, siendo el 7º país de la Unión Europea que más desperdicia tirando comida al vertedero. Y el dinero no nos sobra

.

2.- Prepara los alimentos tú mismo.

Intenta no consumir ningún alimento elaborado y cocina tú mismo con alimentos básicos, no solo te ayudará a ahorrar sino que además te enriquecerá como persona. Cocinar es algo maravilloso. Ser un alquimista de los alimentos enorgullece y da prestigio. El mejor consejo para cocinar es hacerlo con amor y el mejor consejo para los comensales no cocineros, es devolver ese amor alabando y agradeciendo el trabajo bien hecho, no dejando de perdonar cualquier error del cocinero.

Si se cocinan pocas recetas será difícil equivocarse, y por el contrario si se intentan recetas nuevas es posible algún error, pero mientras lo primero acaba siendo aburrido lo segundo añade interés.

3.- Planifica las comidas semanales.

Intentar planificar una semana de menús ayudará a que la cesta de la compra también se planifique en lugar de comprar alimentos al tuntún y luego, en relación a lo que se ha comprado intentar planificar comidas.

Esto es complicado y requiere un esfuerzo, lo primero es pensar en qué comidas hacer y en segundo lugar, escribirlo, bien en una libreta o en una pizarra si se tuviera, para elaborar una especie de menú semanal.

Para que no te resulte muy complicado y además te parecerá mas atractivo, te puedes elaborar con un ordenador una especie de plantilla e imprimir muchas copias para ir planificando sobre ellas. Yo he elaborado una que te podría ayudar y que puedes modificar a tu gusto.

A la hora de la compra es importante saber en qué supermercados o tiendas hay precios más baratos o descuentos, pero tan importante o más, es analizar si dicha tienda o supermercado se encuentra muy lejos de tu casa, y si para llegar a ella tendrás que desplazarte en coche -la gasolina cuesta mucho dinero-. Calcula si el ahorro va a ser importante, porque si sumándole la gasolina de ida y vuelta al coste de la compra te sale por igual o el ahorro es ínfimo, no merece la pena aprovechar dichas ofertas o descuentos, tu tiempo también es dinero o al menos, es muy valioso para tu familia, no solo gastas dinero en gasolina si no que pierdes mucho tiempo que puedes usar en otros menesteres más necesarios.



Si lo deseáis también os puedo mandar un archivo Excel con la plantilla del menú Semanal, aunque para aquellos que usen el ordenador creo que les resultará sencillo realizar uno a su gusto.

Como veis he incorporado al final un espacio para la lista de la compra, y 3 columnas para poder llevar el “menú semanal” con vosotros a la tienda o supermercado, y de un vistazo ver los platos y deducir los alimentos que vas a necesitar

4.- Congelador.

Si tenéis un buen congelador con gran capacidad os resultará una magnifica herramienta de ahorro. Muchos alimentos son susceptibles de congelación, y más una vez cocinados. Hay alimentos que son de temporada y en esos momentos los precios suelen ser más reducidos, por lo que comprar más cantidad de la que se va a consumir y congelar el resto es una buena manera de ahorro.

Otra es tener una buen perolo en el que se pueda cocinar para 15 o más personas, y congelar en “tuppers” para ir descongelando a necesidad. Cocinar a lo grande es ahorro seguro.

En cuanto a los alimentos que se pueden congelar, os diré que no hay más que poner en cualquier buscador de internet justamente esas dos palabras (congelación alimentos) y te saldrán muchas webs que darán consejos e información sobre el tema. Unas te informarán sobre qué alimentos y cómo se pueden congelar y otras te darán consejos para hacerlo correctamente.

5.- Ir a comprar después de comer.


Si por un casual habéis decidido hacer el menú semanal y tenéis una lista de la compra, os aseguro que si vais a comprar con el estómago vacío y si lleváis además niños, vais a acabar comprando alimentos que, por impulso o por compromiso, no podréis evitar. Si por el contrario vais después de haber comido y sin niños, acabareis comprando solo lo necesario y los niños ni te enredarán ni te distraerán, podréis comparar precios y decidir lo mejor.

6.- Las tiendas son muy listas pero tú también puedes serlo.

En las cajas ponen todo aquello superfluo y generalmente de capricho para que mientras esperas a pagar, lo veas y caigas en la tentación. También suelen cambiar cada varios meses de lugar, los alimentos básicos, para que tengas que pasearte por todos los pasillos y así acabes comprando productos que no habíais planeado. Suelen poner los alimentos más caros o los que más beneficio les proporciona a la altura de tus ojos. Las galletas y otros productos suelen ser más caros en envoltorios pequeños.

Contra eso tienes que ir rápido por el supermercado como si llegaras tarde a algún sitio, e ir directo a aquellos productos que ya tienes muy claro y que los conoces bien, sin embargo detente en aquellos que no conoces, puedes analizar productos similares y que posiblemente son igual de buenos y nutritivos pero más baratos. Si no tienes problemas de espalda agáchate y observa los precios de los productos que están a la altura del suelo, las tiendas suelen ponerlos ahí. Las galletas, el café y otros productos son más baratos en envases más grandes, cómpralos si crees que no van a caducar en tu casa.

No voy a decir marcas de supermercados, pero en algunos, cada cierto tiempo suelen poner ofertas de 2 x 3 o de productos en los que la segunda unidad lleva un 70% de descuento. Si andas muy justo de dinero entiendo que no puedes aprovecharte de esas ofertas, pero si puedes, es muy interesante tener una despensa donde acumular estos productos dado que sabes perfectamente que los vas a usar y no te caducarán (observa siempre dicha fecha, los supermercados suelen poner delante los que caducan antes y detrás los que tiene fecha más lejana de caducar)

7.- Marcas genéricas o de la propia tienda (llamadas marcas blancas)

La publicidad en la TV es muy potente y alienante, pero más potente es la necesidad de llegar a fin de mes. Por esta razón intenta comprar marcas blancas, siempre y cuando la calidad no sea muy inferior. Muchas “marcas blancas” son los mismos productos que las marcas publicitadas. Grandes supermercados compran en gran cantidad a las empresas exigiendo que les pongan la marca del supermercado en cuestión. Al comprar gran cantidad de mercancía, siempre reciben una gran rebaja y es por lo que las empresas pueden poner un mismo producto, a menor precio.

Muchas marcas son más caras debido al gasto en publicidad y otras debido a que gastan más dinero en I+D (Investigación y Desarrollo) y claro está que se traduce muchas veces en un mejor producto y por eso mismo tienen un precio más caro.

8.- Peso y Precio.

Cuando vas a comprar un producto y no tienes claro marca ni tamaño, fijarse solo en el precio no hace necesariamente que escojas el más económico. Suelen rotular con letra muy pequeña, el precio por kg. ese es el precio que te indicará cual es más barato. Si no lo ponen, ya tienes que pasar a calcularlo tú (no está de más llevar una pequeña calculadora y usar las aplicaciones que los teléfonos móviles tienen), no tienes más que ver el peso y hacer una pequeña regla de tres y analizar cuánto cuestan los 100 gramos (o si son productos de poco peso, puedes usar los 10 gramos) de cada producto, y así adivinarás qué producto te sale más económico.

Muchas marcas te confunden con el envoltorio, abultan mucho pero pesan poco y te da la sensación de llevarte más producto del que luego hay.

Ejemplo:
 
Producto A: Su precio es de 5,80 € y su peso es de 750 grs.
Producto B: Su precio es de 4,80 € y su peso es de 590 grs.
Aparentemente por su envoltorio tienen el mismo tamaño. ¿Qué producto es más económico?.

Después de hacer la regla de tres, los 100 grs del producto A sale a 77 céntimos y los 100 grs del producto B sale a 81 céntimos.
Por lo tanto el producto A es más barato que el B. Te ahorras 4 céntimos cada 100 grs. Por lo tanto si compras el producto A te has ahorrado 30 céntimos.

¿Es mucho el ahorro? Pues no lo parece, pero sí lo es. A veces el ahorro es mucho mayor, y si contamos que esto te puede pasar en 4 o 5 productos semanales, estamos hablando de unos 25 productos al mes y por ende unos 300 productos al año.

Si multiplicamos 300 x 30 céntimos, no sale 90 euros al año. 90 Euros de ahorro anual solamente por prestar atención en el peso y precio de los productos.

9.- Tarjetas de fidelización.

Hay empresas que te dan tarjetas de fidelización con el objetivo claro de que les compres a ellos y no a otros, y esto lo consiguen dándote descuentos en próximas compras o acumulando cantidades a descontar. Es cierto que son estrategias beneficiosas para ellas, pero si compras con cabeza puedes usarlas también para tu beneficio. Conseguirás descuentos en próximas compras en esa tienda para aquellos gastos necesarios, y no utilizarlo para compras impulsivas.

10.- Menús con productos de temporada.

Intenta planificar tus menús con productos de temporada del área donde resides, así te evitarás pagar sobrecostes de productos importados. Además contribuyes a la buena economía de la zona donde resides. Si a la gente que te rodea le va bien, a la larga a ti también te irá mejor. La economía de tu zona y de tu país es como una rueda, y si se pincha por un lado, se acaba escapando el aire de toda ella.

11.- Sobras.


Si has cocinado de más, o por el motivo que sea te ha sobrado comida, NO LA TIRES. Piensa que hay muchas maneras de aprovecharla. (No mires a las sobras como “sobras”, sino como dinero gastado y no utilizado, y el dinero no se tira ¿verdad?).

Se pueden volver a calentar y comer tal como fueron cocinadas, o bien se pueden utilizar en otro tipo de comidas.

Las frutas muy maduras (plátanos, papayas, melón etc.) si no están malas o podridas, se pueden usar por ejemplo con yogur y otra fruta y hacer un batido cremoso muy nutritivo, convirtiéndolo en postre estrella de cualquier comida; acabaran preguntado qué es lo que se celebra, y tan solo le has añadido un yogur y otra fruta.

Las verduras que se están empezando a ponerse mustias, las puedes picar muy bien y junto con cebolla, ajo, fideos finos y una pastilla de carne puedes hacer una sopa estupenda.

El pan seco no lo tires nunca. Lo puedes moler junto con un poco de perejil y ajo y tienes un estupendo pan rallado para usarlo a conveniencia. Además lo puedes congelar. Y si no, una estupenda sopa de ajos o sopa castellana (Ajos, aceite, pimentón, pan y huevo).

Las sobras de pollo las desmenuzas y las puedes poner en la ensalada del día siguiente, así como la pasta que te haya sobrado. Etc...

12.- Bebidas.

Intenta convencer a tu familia que las bebidas como las colas, naranjas, energéticas y demás son muy perjudiciales. Y son perjudiciales porque cada una de esas bebidas lleva tanto azúcar incorporada que te sorprendería. Entiendo que el agua para las comidas es algo aburrido (aunque muy sano), pero nadie puede negar que es lo más barato. Para los mayores que están acostumbrados a comer con vino o cerveza, deben de buscar el vino que más les guste tanto a sus gargantas como a sus bolsillos. Si tu bolsillo protesta compra un vino barato y lo mezclas con gaseosa. Deja el buen vino para una celebración. Y en cuanto a la cerveza, existen las botellas de litro con tapón a rosca, que sale mucho más barata y te dura con gas un par de días.

De todas formas insisto, el agua aclara la vista y aclara las cuentas.

13.-  Cultivar la comida.

Si te gusta usar hierbas frescas, puedes cultivarlas tú mismo en una maceta, y si tienes una terraza grande, puedes cultivar tus propios tomates.

Los manojos de hierbas frescas suelen ser caros y además acabas desperdiciando la mayor parte, dado que los manojos que venden suelen ser más grandes de lo que necesitas para tu guiso. Siempre te queda comprar hierbas secas que duran más tiempo.

14.- Disfruta de cenas románticas en tu casa.

Si piensas que salir a cenar con tu pareja a un restaurante en plan romántico te va a salir muy caro, has acertado, y más si tienes algún niño pequeño.

Duerme a tu niño/a y prepara una cena especial, pon unas velas, apaga las luces y disfruta de un rato tranquilo con tu pareja. Te ahorrarás el coste del restaurante, la gasolina, los malos rollos para encontrar aparcamiento, y el coste de una niñera si no tienes alguien con quien dejar al niño/a. Ya que te ahorras una gran cantidad de dinero puedes estirarte un poco más con ingredientes especiales para tu cena. Si os gusta bailar, apartad la mesa y poneros ese disco o mp3 que os gusta tanto a ambos y os echáis un baile. Lo que hagáis luego, y si no se despierta el niño/a lo decidís vosotros.

15.- Pasteles y bizcochos.

Mucha gente considera difícil hacer pasteles o bollos en casa, pero no es tan complicado; es cuestión de ponerse y cogerle el tranquillo. Para las celebraciones o bien para desayunos o meriendas, os resultará más barato y más sano hacer vosotros mismos la bollería. Hago hincapié en lo de SANO.

16.- La Carne.

Este producto suele ser el más caro de la cesta de la compra. Hay que intentar comer mucha menos carne y sobre todo carnes rojas. Los nutricionistas llevan años diciéndolo, pero ahora encima ha salido la OMS hablando de lo peligroso que es. No hay que exagerar pero sí deciros que deberíamos tener todos pegado en la nevera o cerca de ella el triangulo nutricional de los alimentos a comer en la semana. Veríamos que la carne, con hacerlo un par de días bastaría. Y además la carne a comer no tiene porqué ser siempre roja; existe la de conejo, la del pavo y la del cerdo que son muy nutricionales, tienen menos colesterol (si se les quita las grasas que están a la vista) y está mucho mejor de precio. Las legumbres, las verduras y hortalizas son comidas mucho más sanas y más asequibles que la carne. El pescado de temporada, y generalmente el pescado azul, también lo es.

Por cierto, las legumbres y el arroz pueden y deben ir juntas en los mismos guisos dado que la unión de legumbres y arroz aportan proteínas de buena de calidad, sin tener que comer carne o pescado.

17.- Caducidad.

Si pinchas en la imagen podrás ver una presentación de diapositivas ilustrado  información sobre caducidad de alimentos
Si pinchas en la imagen podrás ver una presentación de diapositivas que te porporcionarán información sobre la caducidad de los alimentos
Si ésta página la estás viendo desde el INTERNET EXPLORER, después de darle a abrir, tendrás que pulsar F5 para que se visualice la Power Point.


Es aconsejable mirar siempre la caducidad de los alimentos. Si la caducidad está alejada de la fecha en que lo miras, siempre tendrás la posibilidad de ir demorando su consumo en detrimento de otros alimentos que veas que van a caducar antes (en la mayoría de los supermercados, lo alimentos prontos a caducar los ponen al principio y a los que les falta mas tiempo en la parte de atrás).

Así como anteriormente, aconsejé ir con una calculadora a la compra o en su defecto la del móvil, ahora os aconsejaría ir con una pequeña lupa, dado que aunque es obligatorio poner la fecha de caducidad en algunos alimentos y de consumo preferente en otros; notareis, que las empresas la ponen en lugares inverosímiles o con letras muy pequeñas y con tintas que parecen ir desapareciendo con el tiempo. Esto lo hacen para que os déis por vencido y no la veáis. Podría ser que estuvieran pronto a caducar y decidáis no comprar el producto.

De todas formas no hay que tener tanto miedo a estas fechas, de hecho pueden ser una ayuda para el ahorro. Muchos supermercados, se han dado cuenta que su clientela empieza a mirar, y por lo tanto a desechar aquellos alimentos que tienen su caducidad en fechas muy próximas, y lo que antes acababa en las basuras, hoy intentan anticiparse, y separar dichos productos poniéndoles un gran descuento de hasta un 50%. Esto puede ser un gran ahorro si los compras para usar de inmediato antes de que caduquen. La búsqueda diaria o no de esos alimentos, dependerá de la necesidad que tenga cada familia de ahorrar, aunque hay una frase que oí hace tiempo (atribuida a Joan Roig –presidente y dueño de Mercadona-) que se puede aplicar aquí:

“Hay dos tipos de clientes: los pobres que no pueden gastar mucho y los ricos a los que les encanta pagar poco”.

Solo tienes que decidir si tú eres unos de estos dos tipos de clientes o te encuentras entre medio de ellos; aprovechar ofertas no tiene nada de indigno.

De todas formar, tendrían que dar un folleto sobre qué hacer con productos aparentemente caducados.

La fecha de caducidad no significa que un alimento a partir de las 24:00 horas de ese mismo día, ese alimento se convierta en una bomba que te pueda enfermar o matar.

Las empresas ponen unas fechas de seguridad bastante antes de lo que podría ser perjudicial (de hecho está permitido pasarse de esas fechas cuando las grandes superficies donan alimentos a ONGs).

Hay alimentos como el pescado, los que llevan nata o huevo, queso o algunas carnes en las que no solo hay que mirar la fecha sino también su aspecto. Pero hay otro gran catalogo de alimentos que sus fechas de caducidad pueden dilartarse bastante en el tiempo. Aunque el miedo es muy particular y cada cual tiene que tomar sus propias decisiones a este respecto. Tomar un alimento con miedo a pesar de no ser perjudicial, puede enfermarte. Alimentarse debería ser siempre una fiesta y no solamente una necesidad de supervivencia.

Sería muy extenso relacionar cada tipo de alimento con su caducidad, pero simplificando se puede decir por ejemplo, que todos aquellos alimentos secos como son las legumbres, arroces, especias desecadas, pasta, frutos secos, algas o cereales entre otros, podrían dilatarse su consumo incluso varios meses en el tiempo. Con esto no digo que los compres caducados, pero si ya los tienes en casa no los tires. Fíjate en su aspecto y cocínalos; no os va a pasar nada. Dichos alimentos no son insanos, simplemente algunos habrán perdido propiedades relacionadas con el tiempo de cocción y en otros casos quizá su sabor no llegue a ser el mismo.

La caducidad de los alimentos semisecos, como podrían ser las frutas deshidratadas, galletas o algunas pastas, es relativa. En estos casos alguna semana posterior a su caducidad y siempre observado el aspecto tampoco te va a enfermar.

Hay alimentos como los yogures que de hecho no caducan. Te puedes comer un yogur que tenga buen aspecto incluso 3 meses después, y tampoco te pasará nada. Eso sí, este alimento en cuestión ha dejado de ser un yogur y pasa a ser un postre.

Me explicaré: Los yogures se llaman así porque se obtiene de la fermentación de la leche por microorganismos específicos (streptococcus thermophilus y lactobacillus bulgaricus). Tienen la característica de ser altamente nutritivos sabrosos y de fácil digestión. Las bacterias ácido-lácticas constituyen un vasto conjunto de microorganismos benignos, dotados de propiedades similares, que fabrican ácido láctico como producto final del proceso de fermentación.

Gracias a la elaboración del yogur y otros productos lácteos fermentados, las bacterias ácido-lácticas seguirán representando un filón de explotación como cultivos probióticos. Éstas se complementan con las bacterias presentes en nuestra flora intestinal y contribuyen al buen funcionamiento del aparato digestivo. En definitiva el yogur es para el cuerpo humano un alimento medicinal.

Estas bacterias tan beneficiosas para nosotros sobreviven en el yogur al encontrarse en un medio ácido y por lo tanto al entrar en nuestro estomago que también es ácido no muere en él sino que pasa al intestino y ahí es donde aliada o no con otras bacterias nos ayuda a estar más sanos. Como información adicional, le diré a todos aquellos que les parezca raro que las bacterias nos pueden ayudar, que en el intestino se alojan miles y miles de bacterias de distinta índole y de cada una tipo, millones y millones que entre todas ellas podrían pesar un par de kilos. Sobrevivimos gracias a la simbiosis entre las bacterias y nuestro organismo. Popularmente se suele decir que tenemos dos cerebros, el de la cabeza y el del estómago, pero realmente habría que decir que es el del intestino.



De todas formas en el siguiente enlace si os interesa, podréis averiguar todo lo necesario sobre los beneficios de los yogures. Os aventuro que es muy interesante.

http://www.textoscientificos.com/alimentos/yogur/que-es-yogur


Dichas bacterias sí tienen una caducidad, pero no porque pasen a ser perjudiciales sino porque se van muriendo hasta desaparecer.

Cuando las bacterias desaparecen, dejan de contribuir a nuestro bienestar, y por lo tanto dejan de actuar como un yogur pasando a ser un postre dulzón sin mayor trascendencia. Las bacterias al morir no llegan a ser perjudiciales, simplemente se secan y se encuentran en un medio ácido desapareciendo la humedad del mismo, hasta disminuir su tamaño, pasando a tener un aspecto poco atractivo para su consumo. Pero de hecho yo me llegué a comer uno por error tres meses después de su aparente caducidad sin que me ocurriera nada malo. Y si me lo comí es porque al abrirlo, su aspecto no me indicó que debiera ser tirado.

Los yogures no se congelan si queremos que sigan siendo yogures, la congelación mata directamente las bacterias y pasa como decía antes a ser un postre nada más.

En una conferencia que asistí de una gran marca de yogures que todos, seguro conocen, explicaron de una manera menos científica pero muy esclarecedora, como actúa el yogur en el intestino y porqué es interesante consumirlo cuanto antes mejor.

Más o menos dijeron estas palabras:

“Los intestinos no son paredes lisas por las que viajan las heces hasta la evacuación. Dichas paredes son rugosas, y por lo tanto tienen muchas pequeñísimas oquedades o huecos; imaginemos que son como plazas de aparcamiento, en dichos huecos y debido a una mala alimentación, o por infecciones e incluso por abuso de medicamentos como los antibióticos, se van llenando de pequeñas fermentaciones de bacterias, que al contrario de las mayoría de las bacterias o -flora intestinal- en lugar de beneficiarnos se van haciendo fuertes para ir destruyendo poco a poco la flora intestinal.

El yogur con sus bacterias lo que hace es, una vez pasado por el estómago llega al intestino y a parte de aprovechar el calcio, el magnesio y el fósforo (minerales necesarios para los huesos)las bacterias de las que hemos hablado antes van ocupando esas plazas de aparcamiento impidiendo que lo hagan aquellas bacterias tan dañinas para nosotros, por lo que no podrán acumularse en tal cantidad que nos llegue a enfermar. Dado que como decíamos las bacterias del yogur tienen una vida media bastante corta (aproximadamente un mes), hay que tomar todos los días uno o dos yogures para que las nuevas bacterias vayan sustituyendo a aquellas que van muriendo y por lo tanto intentar lograr que las plazas de aparcamiento del intestino estén siempre ocupadas.

Un yogur, el día de su envasado, tiene aproximadamente tal cantidad de bacterias como China habitantes. Cada día que pasa van muriendo cientos y cientos de miles de esos habitantes, y al cumplir un mes aproximadamente ya no queda ninguna bacteria que pueda ayudarte. Esto significa que en el caso de los yogures, incluso antes de la fecha de consumo preferente, han perdido una gran parte del beneficio bacteriológico que poseen (Por eso se aconseja su consumo cuanto antes mejor.”


En cuanto a la caducidad de frutas y verduras, salvo las que están envasadas, veréis que nadie pone una fecha determinada. Para éstas sí tienes que guiarte por el aspecto para desecharlas o no. Pero una vez compradas, intenta o bien consumirlas antes de su deterioro, o si empiezas a ver que se estropean, úsalas de otro modo. A las frutas les puedes quitar aquella parte que se haya puesto mala y consumir el resto o por ejemplo hacer un batido nutricional junto con yogur o leche y azúcar bien batido. Y las verduras aunque hayan perdido lozanía se pueden incorporar a cualquier guiso con carne y patatas o hacer un picadillo para sopa. De todas formas la caducidad está en tus manos; compra solamente lo que creas que vas a consumir en los dos próximos días y si es necesario compra varias veces. (Hoy en día que no solemos comprar al agricultor directamente, las frutas y verduras han pasado por tantas manos, medios de transporte y por lo tanto han transcurridos tantos días desde su recolección, que cuando las vemos en la frutería les quedan dos telediarios para su declive).

En plan humorístico diría que algunas frutas y verduras parecen estar compinchadas con el vendedor, dado que cuando las introduces en la bolsa aparentemente están en muy buen estado, pero cuando las sacas de ella te da por pensar que te han dado el cambiazo, o bien, que estaban hinchando pecho para ser compradas, y luego por fin al llegar a tu casa, han soltado el aire que mantenían para parecer lozanas.
 
18.- Pescado.

El Anisakis es un parásito común en el pescado. Este parásito se encuentra en especies de peces marinos de interés comercial como la caballa, la merluza, el bacalao y muchas otras más.

http://www.consumer.es/seguridad-alimentaria/ciencia-y-tecnologia/2005/07/27/19305.php

Este vinculo te lleva a un articulo muy interesante sobre el anisakis escrito por José Juan Rodríguez Jerez en el año 2009 para la revista online Consumer. Una parte del artículo es el siguiente:

“¿Qué hace el parásito?

El parásito anisakis normalmente afecta a personas sin distinción de raza, sexo o edad, independientemente también de que fumen o beban. Normalmente no se suele sospechar de ninguna enfermedad habitual, ya que la persona no la indica o los síntomas no son comunes.

En la mayoría de los casos, los pacientes llegan a los hospitales por los servicios de urgencias con dolor abdominal en la zona del estómago. Si el problema no se controla, el dolor puede extenderse a todo el abdomen. Lo habitual es que se inicie de forma repentina con un dolor intenso. Al ser un problema digestivo se suele acompañar de náuseas e incluso vómitos, ya que son uno de los mecanismos de defensa orgánico para expulsar a cuerpos o agentes extraños.

Con estos datos, la primera conclusión es que se puede tratar de una toxiinfección alimentaria, a pesar de que no se presentan ni escalofríos, ni fiebre, ni diarrea. Ante esta situación, se podría suponer que se trata de una intoxicación. No obstante, se suelen presentar manchas rojizas en la piel, lo que podría hacer sospechar de un cierto cuadro alérgico.

Junto con estos síntomas, la persona indica que ha comido lo mismo que toda su familia y probablemente no ha tomado fármacos, o son los que consume sin manifestar nunca alergias a los mismos. La familia no suele presentar síntoma alguno o, a lo sumo, puede haber otra persona afectada.

Si se realiza una exploración, todas las características pueden parecer normales, como son la tensión arterial, la frecuencia cardiaca, el estado de conciencia y de orientación. Asimismo, pruebas como los análisis de sangre pueden ser completamente normales. Sin embargo, hay una pregunta que no debería pasarse por alto. ¿Se ha consumido algún pescado crudo o boquerones en vinagre?

Si la respuesta es afirmativa, existe la sospecha de que se trate de una parasitosis por gusanos nemátodos de la familia Anisakidae. Cuando el parásito llega a la mucosa del estómago se va a adherir a ella y se introducirá en su interior, por lo que para poder retirarla será necesaria una endoscopia o cirugía digestiva si se encuentra en ramos más alejados del tubo digestivo. Al retirar los parásitos, la sintomatología se suaviza hasta desaparecer.”


No es que quiera alarmaros, pero he puesto el vínculo anterior porque cada vez hay más casos de personas contagiadas por el anisakis. Yo mismo, enfermé por culpa del anisakis. Hay varios grados de gravedad y por suerte el que yo tuve no fue de los peligrosos pero podía haberlo sido.

Hay una manera de evitar que el anisakis pueda enfermarte, y es muy sencilla: LA CONGELACION. Hazte con una lista de pescados y mariscos que son susceptibles de portar anisakis y toda compra que hagas tanto en crudo como en conserva, directamente al congelador. A los tres días, los sacas y ya los puedes consumir sin ningún problema.

En los pescados congelados, se observa con el tiempo una degradación de los ácidos grasos omega-3, que está en estrecha relación con la calidad inicial del producto, las condiciones de congelación y la temperatura de almacenamiento (los mejores resultados se obtienen con una temperatura de almacenamiento igual o inferior a -30°C, y un período de tiempo entre 6 meses y 1 año).

Dicho esto, el pescado bien congelado y bien descongelado no tiene nada que envidiar al fresco. No estoy hablando de congelar el pescado para varios meses, solo digo que lo congeles tres días como mínimo, y si lo has comprado ya congelado el único problema puede ser que se hayan usado sulfitos como aditivos para su conservación.

Mucha gente es alérgica a los sulfitos. El tipo de reacción y su severidad varían en las personas sensibles a ellos. Entre las reacciones que se pueden presentar están: dificultad respiratoria, shock anafiláctico, dolor de cabeza severo, dolor abdominal, secreción y congestión nasal, enrojecimiento de la cara, oleadas de calor, diarrea, irritabilidad y/o ira. Estos síntomas por lo general se presentan rápidamente: entre veinte y treinta minutos después de consumir los sulfitos.

Los sulfitos no son igual de peligrosos para todo el mundo. Las personas que tienen asma, que han sufrido de alergias o de deficiencia de la enzima hepática sulfito oxidasa pueden ser las más perjudicadas.

En los últimos años, el pescado congelado se ha convertido en una sólida alternativa al fresco. A unas características más que aceptables para el consumidor, se le suma el no tener que limpiarse en casa, disponer de una prolongada vida comercial, y poderse cocinar con facilidad, sin requerir ninguna manipulación especial.

Antes del consumo, tan sólo necesita una descongelación previa, con lo que su músculo presenta las mismas características nutricionales que el del pescado fresco, pudiendo ser preparado por cualquier procedimiento culinario.

Tras realizar su compra, es imprescindible que no se rompa la cadena de frío. El producto debe mantener su temperatura, por lo que debemos usar bolsas isotermas para su traslado, si este no va a ser inmediato.

Una cuestión muy importante para el consumidor es el glaseado. Consiste en aplicar una o varias capas de agua, que se congela sobre el producto con el fin de protegerlo de fenómenos oxidativos. Siendo una práctica tecnológicamente correcta e irreprochable, puede dar pie fácilmente a la picaresca. En el etiquetado debe figurar información sobre la cantidad de agua aplicada, bien a través de un porcentaje, o bien indicando peso neto y peso escurrido. Sólo se exceptúa esta información, si este contenido es inferior al 5 por ciento. Este es un dato fundamental para conocer realmente a qué precio compramos, ya que muchas veces las variaciones de precio en un mismo producto, se deben a las diferencias en el contenido del hielo incorporado.

La mayoría de los consumidores destacan la pérdida de la calidad del pescado congelado con respecto al fresco, asignando al primero peor textura, y un sabor particular característico. Pero estas apreciaciones suelen tener que ver con el conocimiento previo, o con el consumo de pescado tratado de forma incorrecta. Son muchos los que confunden el pescado fresco y el congelado tratado correctamente, de modo que ante una preparación idéntica, raramente aciertan cuál de ellos están comiendo. Realmente es determinante el arte que tenga la persona que se encarga del cocinado del producto.

Uno de los principales inconvenientes que presenta el congelado, es dar con la fórmula adecuada para facilitar su consumo. Lo ideal para una calidad óptima, es optar por una descongelación lenta, preferiblemente programada desde el día anterior.

Cuando se descongela rápidamente se produce una modificación de la estructura del hielo, que provoca la rotura de fibras musculares, y la pérdida de líquido de su interior. En esta situación se pierden además nutrientes, con cambios en la textura que alteran el sabor natural del pescado.

Haga pues que la descongelación sea lenta. El agua pasará poco a poco del estado sólido al líquido, sin romper fibras del producto, y sin pérdidas de su contenido. De esta forma conseguirá que el pescado congelado mantenga sus características próximas al producto fresco.

En cuanto al precio, no suele variar mucho el congelado del fresco salvo que se acerque la navidad. El congelado suele ser mas barato, pero hay que pensar que al peso del congelado hay que restarle al menos un 5%. Y no digo nada si en lugar de pescado son gambas o similares, el peso del producto cae a un 50% por lo que el precio para compararlo con el fresco es del doble.

A cada pescado su temporada. Debemos siempre tener en cuenta que cada pescado tiene su temporada por lo que hay que procurar comprar dicho pescado. Las calidades y los precios suelen ser óptimas si compramos en la temporada adecuada (con la excepción de las fechas próximas a la Navidad). Por ejemplo, se ahorra comprando pescado azul en cuaresma…Es a finales de invierno y a principios de primavera cuando los pescados azules están en su punto y la abundancia provoca una bajada de precios. Os comentamos los principales pescados azules y cómo saber qué pescados tienen a la baja sus precios antes de ir al mercado.

Es decir, continuamos con la misma idea de siempre…comprar de lo que hay más en el mercado, y… ¿qué es lo que más hay en el mercado en cuaresma? pues pescado azul. Es a finales de invierno y a principios de primavera cuando los pescados azules están en su punto y la abundancia provoca una bajada de precios. Ahí tenéis las sardinas, las caballas, los jureles o la melva en su mejor momento y a precios irrisorios.

En tiempos de crisis y en economías maltrechas, el punto de mira en la compra de pescado debería dirigirse al pescado azul. Es más asequible que el blanco y además tiene más grasas omega3, buenas para la reducción del colesterol (uno de los males de nuestro tiempo). Nutricionalmente son igual de buenos que el blanco, y por lo general, su sabor suele ser más fuerte. Pescados como las sardinas, caballas, melvas o bacaladillas son pescados muy sabrosos, sanos y lo que es mejor BARATOS.

19.- Bolsas

Ahora en los supermercados las bolsas se pagan. Pagarlas un día no parece que sea un exceso, pero si pagas cada vez que vas a la compra, realmente se nota. Lleva tus propias bolsas. Si crees que vas a olvidarte deja siempre alguna disponible en el coche.

Además el medio ambiente necesita que no compres bolsas de plástico para trasladar los alimentos a tu casa.



Puedes comprar 3 o 4 bolsas de rafia y tenerlas a tu disposición siempre bien en casa o bien en el coche (nunca sabes el momento en el que vas a decidir comprar algo). Si tienes la posibilidad de llevar una bolsa de plástico bien doblada entre tus pertenencias, te puede venir muy bien, en el momento en que te surja una pequeña necesidad de compra que no habías planeado, y si vas en coche lleva la mercancía a tu coche y cuando llegues a casa la subes bien en la mano o usando alguna bolsa que haya por casa.

20.- Cupones, descuentos y ofertas.

Hoy en día la tecnología y las comunicaciones han avanzado mucho y hay múltiples opciones para encontrar cupones, descuentos y ofertas en Internet. No hay que dejar de lado, los que ofrecen distintas revistas o aquellas que te meten en el buzón de tu casa. Lo que siempre hay que tener en cuenta si dicho cupón, descuento u oferta es aquello que querías comprar. Muchas ofertas son de marcas caras, que incluyendo el descuento recibido te sigue saliendo más caro que productos alternativos. Si esa marca o producto en cuestión es el que pretendías consumir, entonces bienvenido sean los descuentos. No te precipites a comprar algo solamente por haber encontrado un cupón. Analízalo antes. Os adelanto que la mayor parte de cupones y descuentos no suelen incluir los productos básicos de la compra diaria. Muchos son para aparatos electrónicos, otros para restaurantes y también los hay para vestidos y complementos.

Como este apartado está relacionado con la alimentación, yo me centraría en consultar online (siempre que tengas acceso a Internet) los catálogos que los distintos grandes supermercados ponen a tu disposición. Allí podrás consultar las ofertas diarias, semanales o mensuales que hay y entonces decidir si vas a uno o a otro, teniendo en cuenta siempre, si el desplazamiento en coche te saldrá rentable o no.

21.-La alimentación es tu mejor medicina.

Los alimentos fueron la primera medicina de la humanidad y hoy, a pesar de todos los avances científicos, siguen siendo la mejor. Comer bien puede producir extraordinarios beneficios para nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestro espíritu. La importancia de desintoxicar el organismo, apostar por los productos naturales, seleccionar el tipo de proteína que consumimos, incluir zumos y suplementos, y sobre todo poner nuestra conciencia en lo que hacemos, te ayudará en tu salud y en la de tu familia. El siguiente enlace te llevará a un PDF de 105 páginas nada aburridas, leyéndose muy fácilmente. A pesar de estar publicado en el 2004, su información está totalmente vigente. Fue publicado por la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria y es de uso totalmente libre.

https://www.semfyc.es/pfw_files/cma/Informacion
/modulo/documentos/guia_alimentacion.pdf


Como veréis en la pirámide de la alimentación que os pongo más abajo, no indica que cantidad de raciones tomar por lo que necesita una pequeña explicación al respecto.

Primero nos basaremos en los alimentos de consumo Ocasional.

Alimentos de consumo ocasional: carnes grasas, embutidos, bebidas, refrescantes, helados, dulces, caramelos y grasas.

¿Qué significa ocasional? Pues no más allá de 2 veces a la semana, y desde luego que cada ingesta de carnes grasas vaya acompañado de una buena ensalada, dado que ésta ayuda a la menor axidación del alimento al capturar los radicales libres que pudiera desprender tanto la carne como el pescado.

Pirámide de alimentacion




Si pinchas en la Piramide podrás enseñar a tus pequeños un video de pocos minutos que les enseñará
de una manera mas didáctica el funcionamiento de la PIRAMIDE ALIMENTARIA.
A los mayores también os puede gustar.



En cuanto al consumo diario tener en cuenta lo siguiente:

Alimentos con un alto aporte en calorías y escaso valor nutritivo, por lo que se conocen como alimentos ricos en calorías vacías. Estos pueden incluirse en una alimentación saludable si los tomamos con moderación.

Vino o cerveza: Su consumo es opcional y, en cualquier caso, moderado (no más de una copa o vaso al día), y sólo en adultos.

Alimentos de consumo diario: Carnes, pescados, mariscos y huevos

Estos alimentos son ricos en proteínas, y es recomendable un consumo diario de 2 raciones.

Carne y pescado: se recomienda consumir entre 3-4 raciones semanales de carne magra (aves), de pescado (blanco, bajo en grasas; azul, rico en grasas, poli-insaturadas omega-3 que ayudan a la salud cardiovascular) y de huevos. Aportan proteínas de elevada calidad, vitaminas y minerales.

Legumbres: Aportan hidratos de carbono, proteínas de origen vegetal, y fibra alimentaria. Se recomienda un consumo semanal de 2 a 4 raciones.

Frutos secos: Ricos en proteínas, fibras alimentaria y grasas cardio-saludables por lo que son de gran aporte energético, se recomienda una ingesta de 2-7 raciones por semana(no mas de 15 piezas por ración).

Alimentos de consumo diario: leche y derivados lácteos (yogur, queso fresco, etc.)

Son una importante fuente de proteínas de elevada calidad, lactosa (azúcar de leche), vitaminas y minerales, especialmente en calcio. Las raciones recomendadas de lácteos varían en función de la edad y la situación fisiológica (de 2 a 4 raciones diarias).

Alimentos de consumo diario: frutas y verduras

Son una fuente importante de agua, vitaminas, minerales y fibra y, en el caso de las frutas (mejor enteras), también azúcares. Se recomienda un consumo de una media de 5 raciones al día, de las cuales 2-3 raciones deberían ser en crudo para conservar mejor sus vitaminas y minerales: 3 o más raciones de fruta, y 2 o más raciones de verduras o ensalada al día.

Aceite de oliva: Es rico en grasas cardio-saludables, y su consumo óptimo se sitúa entre 3 y 6 raciones diarias, preferentemente en crudo.

Alimentos de consumo diario: pan, cereales, cereales integrales, arroz, pasta, patatas.

Alimentos ricos en hidratos de carbono, deben ser la base de la alimentación (entre 4-6 raciones diarias). Si son integrales nos aportarán más fibra alimentaria.

Actividad física

Contribuye a mejorar varios aspectos relacionados con la forma física, ayudando a prevenir el sobrepeso y la obesidad, además de aumentar la densidad ósea, reducir la grasa corporal y aumentar la musculatura, ya que mejora la tolerancia a la glucosa y la sensibilidad a la insulina, normaliza los niveles de colesterol y reduce la tensión arterial. Y, además, mejora el bienestar psicológico. Este conjunto de beneficios hacen que se recomiende la práctica de actividad física moderada diariamente, durante un mínimo de 30 minutos.

Agua

Además de lo mencionado, para mantener una vida saludable debe consumirse a diario alrededor de 8 vasos de agua mineral natural (2 litros)

Esto de la pirámide es una buena guía pero no hay que preocuparse si no la sigues al pie de la letra. Solamente piensa que si te comieras todo lo que te dicen acabarías el día comiendo varios kilos de comida. Solamente es una guía muy útil sobre todo para intentar comer más de la base de la pirámide y no olvidar que la parte alta, nutricionalmente no es tan necesaria, y sin embargo puede resultarte peligroso su consumo diario.

Es importante señalar que según el estudio INTERHEART realizado a nivel mundial en más de 100.000 individuos, seis de los siete principales factores de riesgo para enfermedades cardíacas se relacionaban de manera directa o indirecta con la alimentación y los hábitos de vida.

Actualmente existe un amplio conocimiento de que para tener una buena salud, es necesaria una dieta adecuada en cantidad y calidad, sin excesos ni carencias, además de la práctica regular de actividad física diaria.

Enfermedades relacionadas con la nutrición

ENFERMEDEDES NO INFECCIOSAS

- OBESIDAD: La obesidad es un exceso de grasa corporal que por lo general, y no siempre, se ve acompañada por un incremento del peso del cuerpo.

Las causas de la obesidad son múltiples, e incluyen factores tales como la herencia genética; el comportamiento del sistema nervioso, endocrino y metabólico; y el tipo o estilo de vida que se lleve.

En conjunto puede haber dos principales causas:

- Mayor ingesta de calorías que las que el cuerpo gasta.
- Menor actividad física que la que el cuerpo precisa.

Si se ingiere mayor cantidad de energía de la necesaria ésta se acumula en forma de grasa, si se consume más energía que la necesaria se utiliza la grasa como energía. Por lo que la obesidad se produce por exceso de energía.

- HIPERCOLESTEROLEMIA: Consiste en la presencia de colesterol en sangre por encima de los niveles considerados normales. Se asocia a problemas coronarios. La concentración de colesterol en sangre intervienen factores hereditarios y dietéticos, junto a otros relacionados con la actividad física.

- HIPERTENSIÓN: tensión alta o hipertensión se refiere al hecho de que la sangre viaja por las arterias a una presión mayor que la deseable para la salud. La mayoría de los afectados no tienen síntomas. Eso no quiere decir que no sea peligrosa.

- ANEMIA: Es la disminución de la concentración de hemoglobina en la sangre. Este parámetro no es un valor fijo sino que depende de varios factores tales como edad, sexo y ciertas circunstancias especiales tales como el embarazo.

La anemia puede ser debida a diferentes causas y estas se relacionan muy bien como las variaciones de forma y tamaño de los Glóbulos Rojos.

El tamaño de los Glóbulos Rojos viene determinado por un parámetro analítico llamado Volumen Corpuscular Medio y que permite clasificar a las anemias en:

a) Anemia microcíticas. Anemia ferropénica. Hemoglobinopatías: anemia secundaria a enfermedad cronica. Anemia sideroblástica.
b) Anemia normocítica. Anemias hemolíticas. Invasión medular. Anemia secundaria a enfermedad crónica. Sangrado agudo.
c)Anemia macrocítica HEMATOLÓGICAS. Anemia megaloblástica. Anemia hemolitíca. NO HEMATOLÓGICAS. Abuso consumo alcohol. Hepatopatía crónica. Hipotiroidismo. Hipoxia

- ESTREÑIMIENTO: Es la evacuación infrecuente o difícil de las heces. Una evacuación diaria no es necesariamente lo normal. Sólo es patológico cuando se producen menos de tres evacuaciones semanales.

Se define como una acción perezosa del intestino. Las heces son demasiado duras para pasar sin dolor, que la cantidad de heces es demasiado pequeña, o que el periodo entre las evacuaciones intestinales es demasiado tiempo.

El estreñimiento no es muy frecuente pero se suele producir a causa de:

- Una dieta inadecuada, con poca fibra y poco líquido.
- El sedentarismo
- El abuso de laxantes
- A la costumbre de no responder a la urgencia de defecar cuando se produce la necesidad, lo cual va debilitando el funcionamiento normal del intestino

- Algunos medicamentos
- El viajar o un baño extraño

Hay situaciones en que el estreñimiento es más corriente como en el embarazo o la edad avanzada.

-CÁLCULOS RENALES: Condición en la cual uno o más cálculos están presentes en la pelvis, los cálices del riñón o los uréteres.

El cálculo renal se produce cuando la orina se encuentra muy concentrada y las sustancias en ella se cristalizan hasta formar cálculos. Pueden no manifestar síntomas hasta que comienzan su descenso por el uréter produciendo dolor. El dolor es fuerte, ubicado en el flanco y se describe a menudo como "el peor dolor experimentado" los cálculos renales son muy comunes. Aproximadamente el 5% de mujeres y el 10% de hombres lo han tenido como mínimo, antes de los 70 años.

La recurrencia es común y el riesgo aumenta después del segundo episodio. En los miembros de una misma familia tienden a observarse tipos comunes de cálculos. Algunos tipos pueden estar asociados con otras condiciones como enfermedades en el intestino, la derivación ileal para la obesidad, los defectos tubulares en el riñón... La existencia de historia personal o familiar de cálculos se asocia con un riesgo aumentado de formación de cálculos. Entre otros factores de riesgo se encuentran la acidosis tubular renal y la nefrocalcinosis resultante.

Los cálculos de ácido úrico también son más comunes en los hombres. Están asociados con la gota y la quimioterapia. Los cálculos de ácido úrico conforman un 8% de todos los cálculos. Los cálculos de estruvita se encuentran principalmente en las mujeres como resultado de una infección en las vías urinarias. - DIABETES: la diabetes es un desorden del metabolismo, el proceso que convierte el alimento en energía. La insulina es el factor más importante de este proceso.

En personas con diabetes, una de dos componentes de este sistema falla:

- El páncreas no produce, o produce poca insulina.
- Las células del cuerpo no responden a la insulina que se produce.

TIPOS DE DIABETES.

Hay dos tipos de diabetes. Al tipo 1, dependiente de la insulina, normalmente comienza durante la infancia. El cuerpo no produce insulina, personas con diabetes del tipo 1 deben inyectarse insulina para poder vivir.

En el tipo 2, que surge en los adultos, el cuerpo sí produce insulina, pero no produce suficiente.

ENFERMEDADES INFECCIOSAS

-ÚLCERAS: las úlceras son lesiones que se presentan en la piel o en una membrana mucosa y son producidas por unas condiciones malignas, infecciosas o inflamatorias.

-GASTROENTERITIS: es una enfermedad diarreica que acompañada de otros síntomas como náuseas, vómitos, fiebre, etc. Afecta al estómago (gastro) y al intestino (entero). La duración es variable.

-CARIES: son causadas por bacterias que viven en la boca y descomponen los restos de comida que quedan entre los dientes y que contienen azúcar. Como consecuencia de la descomposición, se producen unos ácidos que atacan al esmalte dental perforándolo y permiten a las bacterias invadir el diente.

-SALMONELOSIS: Se trata de una enfermedad grave y muy contagiosa, producida por bacterias que suelen encontrarse en la carne de ave y en los huevos. La infección se manifiesta con fuertes diarreas que provocan la deshidratación del enfermo.

PAPERAS O PAROTIDITIS: Se debe a un virus que infecta un par de glándulas salivales, las parótidas, y puede presentar complicaciones que afectan al sistema nervioso, como la meningitis. Suele atacar principalmente a los niños, por lo que es importante vacunarlos a los 15 meses.

GINGIVITIS: La gingivitis es también una de las enfermedades de la boca más comunes. Se caracterizan por la inflamación de las encías.

La gingivitis es una enfermedad bacteriana, pero puede ser causada por:

-productos tóxicos que producen las bacterias.
-por caries, restauraciones en los dientes desadaptados.
-dientes muy juntos.
-si es frecuente respirara por la boca

Para saber si se tiene gingivitis hay varios signos de identificación: -Enrojecimiento localizado en la encía, margen gingival y papila interdental.

-Aumento de volumen.
-Fácil sangrado.
-perdida de la arquitectura normal de la encía.
-Generalmente se detecta presencia de placa bacteriana.

Dependiendo de la gravedad de la gingivitis se inician distintos tratamientos, el más común es la higiene oral.

HEPATITIS A: Es una enfermedad del hígado, que hace que se inflame y deje de funcionar correctamente.

La hepatitis A es causada por un virus, que se pueden transmitir a otras personas. se puede contraer comiendo alimentos preparados con alguien que tenga la hepatitis A, beber agua contaminada con hepatitis A.

Todas las personas pueden contraer la hepatitis A pero las más comunes son:

-Las personas que viven con alguien que la contenga.
-Niños que asisten a guarderías.
-Hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres.

La vacuna de la hepatitis A se aplica en inyecciones. Se reciben tres inyecciones al cabo de un año si le falta alguna ya no quedaría protegido. Para protegerse solo tiene que ser cuidadoso, sobretodo lavarse las manos antes de cocinar y si viajas a ciertos lugares no beber agua del grifo.




                  Pincha en la imagen si te interesa la comida sana

>