Capitalismo y neocapitalismo

Volver

ANIMACION31 ANIMACION22 ANIMACION43 ANIMACION14
jquery carousel by WOWSlider.com v8.6
Capitalismo y neocapitalismo


"No resulta fácil definir el capitalismo debido a la variedad tipológica de sus formas (capitalismo industrial, capitalismo financiero, capitalismo comercial) y de las diversas acepciones que el capitalismo ha venido asumiendo a lo largo de la historia (económica, tecnológica, ideológica).

Lejos de ser un sistema homogéneo, el capitalismo constituye una realidad sumamente compleja. En sentido tecnológico caracteriza a la economía moderna y a los instrumentos de que se ha valido para conseguir eficiencia y productividad: empresas de grandes dimensiones, división del trabajo, dinámica empresarial.

En sentido sociológico supone un sistema económico-social en el que los posesores del capital y los organizadores de la producción asumen un papel subjetivo primordial. Visto como concepción ideológica, el capitalismo separa el obrar económico de las instancias ético-sociales,

Ve en el beneficio la palanca exclusiva de la economía, exalta y defiende la propiedad privada de los medios de producción, señala en la intervención estatal dentro del terreno económico y en la acción sindical unos peligrosos elementos de freno a la expansión económica de la producción y del comercio

La concepción ideológica del capitalismo que hemos descrito encontró un sólido apoyo en el paleocapitalismo, mientras que en las formas neocapitalistas de hoy, caracterizadas por economías mixtas (que conjugan de diversas formas el liberalismo económico, el intervencionismo del Estado, la presencia activa del movimiento obrero) ha sufrido notables recortes y ha adquirido un “rostro humano” democrático.

Durante el período en el que la ideología y la praxis marxista eran tendencialmente hegemónicas, se anunciaba como próximo el fin del capitalismo, debido a sus crisis repetidas. Tras la caída del modelo económico colectivista en los países del «socialismo real», el capitalismo les parece a muchos un modelo convincente y prácticamente insustituible.

Frente a este planteamiento, la doctrina social de la Iglesia ha tomado una postura de gran equilibrio, distinguiendo entre la economía social libre, que se mueve dentro de un marco de valores éticos y de normas jurídicas, y la ideología del capitalismo salvaje, inspirado en el principio de la primacía exclusiva del beneficio y cerrado a las instancias de justicia y de solidaridad"

G. Mattai
BibI.: M. Weber, La ética protestante y el espíritu del capitalismo. Madrid 1955; é). von Nell Breuning, Bl capitalismo. Bxamen crítico, Herder, Barcelona 1980; J. M. Abad Buil, Juicio crítico sobre el capitalismo, BAC, Madrid 1979.

José Saramago dijo esto:
El capitalismo clásico explotaba a los asalariados; el neocapitalismo explota a los consumidores. Es necesario que las mayorías acumulen cosas para que las minorías acumulen capital.
(((¡Ingenioso verdad!))) ¿Alguien lo puede resumir y definir mejor?

Aunque el neocapitalismo es heredero del capitalismo constituye una realidad distinta de este. Se trata de otro orden económico y de otra estructura social. Existen diferencias muy acusadas entre el sistema capitalista y el neo-capitalista, pero quizás sea la más importante la siguiente:

el capitalismo explota.

el neo-capitalismo domina.


Es decir: el capitalismo ha ido transformándose de sistema de explotación en sistema de dominación. Una dominación que, desbordando a la sola producción, se ha extendido al consumo y a la información. La estrategia reformista de las fuerzas anticapitalistas ha sido superada por la revolucionaria estrategia neo-capitalista de la integración. Y así, cuando los sociólogos estudian los sindicatos en la actualidad, los colocan bajo el epígrafe de
aliviadero de tensión.
Luis Capilla
Sacerdote, licenciado en Ciencias Políticas


Poco más se puede añadir a lo ya expuesto. Existen tratados y libros que hablan sobre este tema en particular, unos de unas pocas páginas y otros libros muy extensos, pero ningún escrito definirá mejor el concepto que lo expuesto por uno de los mejores pensadores de nuestro tiempo José Saramago, que en tres líneas resume, aglutina y condensa todo aquello que el resto de pensadores ha intentado explicar utilizando un sinfín de argumentos, definiciones, notas al margen y citas de otros autores.

Por supuestísimo que me quedo con estas tres líneas de Saramago.



Habría que construir un proyecto estratégico para el mundo, no solo de superación del neoliberalismo y del poder del dinero sobre los seres humanos, sino de construcción de sociedades justas, solidarias, soberanas, libres, emancipadas de todas las formas de explotación, dominación, opresión y alienación.

¿Pero cómo se hace?.

Hay que empezar el cambio por creer en nosotros mismos y en el poder individual que todos tenemos en muchas pequeñas decisiones.

Decisiones que aunque puedan parecer nimiedades, unidas a otras muchas pueden empezar a cambiar algo.

Personalmente, pienso que hay que empezar a buscar y a unirse a personas o colectivos que creas puedan empezar ese cambio. No es fácil, pero ¿qué hay fácil en esta vida?.

A poco que te interese el cambio, es porque no te gusta como están las cosas, por lo tanto, tendrás que no solo adquirir conocimientos sobre lo que te interesa, sino intentar poner en práctica esos nuevos conocimientos.
Internet es un buen medio para adquirirlo, y comprobar que piensan otras personas.

Desde luego si no te interesa intentar cambiar lo que te rodea y estás contento de lo que vés, está claro que no desearás nuevos conocimientos, por lo que puedes seguir usando internet para ver fotos y tonterías, o seguir viendo la telebasura del Salvame o porqué no, las tonterias que se dicen sobre el fútbol. Deporte éste que ha sustituido a la religión como opio del pueblo.