Descubiertos y anticipos de nómina o pensión

Volver

ANIMACION31 ANIMACION22 ANIMACION43 ANIMACION14
jquery carousel by WOWSlider.com v8.6

Descubiertos y anticipos de nómina o pensión





Este capítulo me surgió incorporarlo debido al trato diario que he tenido durante mi larga trayectoria de trabajo, con clientes del banco en el que he trabajado.

Está claro que parte de este capítulo, como es la explicación de lo que es un descubierto y por lo tanto que tu cuenta quede en números rojos, desde luego no va dirigido a la gran mayoría de personas que puedan leer esta web, dado que hoy en día prácticamente casi todo el mundo entiende que es estar en números rojos.

Gran culpa de no saber sobre esta materia, se debe a que el sistema de enseñanza nunca la ha tenido en cuenta.

Sé que hay muchos otros temas que serían necesarios que la enseñanza tuviera entre sus asignaturas, tanto cocina y alimentación, como incidir más en las artes plásticas y la música, pero desde luego algo que será muy importante en la vida futura de todos los estudiantes sin dejar uno, es la economía financiera.

Entender bien como funciona una cuenta y los diferentes tipos de estados en los que se puede encontrarse, saber que tipos de cuenta hay, y saber cómo funcionan las distintas herramientas que hay en los bancos a tu disposición, será en lo que voy a incidir tanto en este capítulo cómo en los sucesivos. Disculpen aquellas personas que al leer las próximas líneas piensen que tantas explicaciones pueden sobrar, pero he visto muchísimos clientes que necesitarían que alguien les hubiera explicado con detenimiento y con ejemplos, como funciona una cuenta, por lo que pueden pasar al siguiente capítulo si lo desean, aunque también entiendo que no son precisamente matemáticos lo que deseen leer esta web.

Antes de pasar al tema de los descubiertos y anticipos, empezaré por explicar para que sirve tener una cuenta bancaria, los requisitos necesarios hoy en día para poseerla y luego el funcionamiento de la misma.

Como funciona una cuenta

Para Abrir una cuenta

Los requisitos hoy en día para abrir una cuenta bancaria podría parecer que ha cambiado muchos de los que se pedían hace 50 años, pero en realidad lo único necesario es querer abrirla e identificarte legalmente ante el banco. A parte de eso, pudiera ser que alguien que abrió una cuenta en esa época y ahora le toque abrirla en ésta, vea bastantes diferencias.

Una de la primeras que podrá observar es que ahora para abrir una cuenta se firman muchos más papeles que antes, y además te van a hacer tantas preguntas que puedes llegar a pensar que en lugar de estar abriendo una cuenta, te está interrogando la policía o te están haciendo un seguro de vida y te están chequeando.

La mayor parte de esas preguntas son requisitos indispensables requeridos por el Banco de España, estando obligadas a disponer de una copia digitalizada de determinados documentos de nuestros clientes para poder verificar su identidad, su actividad económica o profesional o el origen de sus fondos. Para esto existe la ley 10/2010 de prevención de blanqueo de capitales. El incumplimiento de este requisito legal obligaría a las entidades bancarias a cancelar las cuentas contratadas por los clientes que no aporten dicha documentación.

Estos documentos son:

Documento identificativo (DNI, NIE, Pasaporte, etc.).

Declaración de Actividad Económica (DAE). Documento que debe ser cumplimentado y firmado por el cliente donde se recogen sus manifestaciones relativas a su actividad económica.

Documento que acredite la actividad económica o profesional. Según el tipo de cliente o actividad, se deberá entregar uno u otro de los citados a continuación:

Recibo de nómina actual (antigüedad máxima de 3 meses).

Certificado de relación laboral emitido por el empleador.

Certificado de haberes, pensión o subsidio.

Declaración de IRPF del último ejercicio.

Contrato laboral vigente.

Declaración del Censo de Obligados Tributarios (modelo 036).

Alta de actividad en Hacienda (Licencia Fiscal).

Última declaración trimestral o anual del IVA o de retenciones de IRPF.

Último recibo del colegio profesional.

Recibo de la Seguridad Social en el régimen de autónomos (antigüedad máxima de 3 meses).

(Si algún día tienen ganas de leer algo, sería interesante echarle un ojo a la ley 10/2010 arriba mencionada. En su última actualización del BOE del año 2013 como texto consolidado de fecha 10-12-2013, tiene unas 40 hojas y te darías cuenta de la cantidad de cosas que un banco debe saber y averiguar por obligación, sobre nuestra vida y nuestros movimientos, y por consiguiente vigilar y en su caso delatar comportamientos posiblemente delictivos)

También se debe informar y recoger firmado por parte del cliente como es natural la LOPD.

¿Qué significan estas siglas? La LOPD significa Ley Orgánica de Protección de Datos, dicha ley es de fecha 13-12-1999 y recoge en sus 21 páginas, toda una series de obligaciones por parte de la entidad bancaria en cuanto a comunicación o no de sus datos personales o contables a personas o empresas sin su autorización expresa, por lo tanto, la entidad bancaria le tiene que recoger la firma de que usted está enterado que existe dicha protección y a la cual usted se puede amparar cuando sienta que sus derechos han sido vulnerados.

Estas dos leyes, las podeis buscar en internet, o bien bajaroslas de mi web en archivo pdf, las cuales están en el apartado ARCHIVOS.

Entonces, ¿Es sencillo abrir una cuenta en España? Pues sí y no.

Sí, porque si no tienes nada que esconder, todos consideramos hoy en día que hay que proporcionar y firmar todos los documentos que te pidan, dado que una entidad bancaria no estaría ejerciendo su negocio si sus requisitos fueran ilegales o injustificables ante el estado español y su representante financiero El Banco de España y últimamente el Banco Central Europeo y la normativa Europea.

No, si eres una persona que le o bien le desagrada que le hagan muchas preguntas o bien se quiere leer todo al detalle de lo que está firmando. En ese caso prepárate no solo a leer sino a entender, las 40 páginas de la ley 10/2010 sobre blanqueo, las 21 páginas de la LOPD, mas todas aquellas páginas que uno podrá leer añadidas de referencias de siglas que aparecerán en el contrato con el banco relacionado, con tipos de operativas en las que puedes entrar al abrir una cuenta, como por ejemplo el SEPA que es el nuevo panorama de pagos en Europa, el MIFID, que recoge el régimen jurídico de las empresas de servicios de inversión y las demás entidades que prestan servicios de inversión (dependiendo en qué tipo de inversor puedas convertirte en el futuro, por lo tanto más firmas) y una serie de términos jurídicos que dicho contrato te explicará, así como las formulas aplicadas para obtener el interés que se te paga o se te cobra en caso de descubiertos.

En fin. Si eres de estos últimos, estoy seguro que si te interesa abrir una cuenta, acabarás firmando antes que enterarte de todo lo que estás firmando, eso sí, le vas a estropear la mañana al empleado del banco. De todas formas seguro que acabarían dándote todas esas leyes por escrito y dejar que te las estudies en casa, leértelas en la oficina es totalmente imposible, te llevaría casi toda la mañana.

¿Quiénes pueden abrir unas cuenta?. Pues generalizando las pueden abrir todas aquellas personas españolas o no que residan en este país y por lo tanto tengan un documento legal que lo justifique, sean de la edad que sean, y todas aquellas personas que no residiendo en este país y sean mayores de edad quieran hacerlo, además de cualquier empresa que lo pida. Está claro que cada tipo de situación requerirá primero la documentación legal necesaria y además el deseo de abrirla o no, del banco al que acudas.

No olvidemos que los bancos son empresas privadas que pueden elegir con quien establecer una relación comercial como sería la apertura de una cuenta. Si ellos estiman que no van a obtener beneficios con el futuro cliente, directamente no la inician. Hay que tener en cuenta que un cliente le cuesta dinero al banco (tiempo de gestión de empleado, provisiones por saldos, papel del contrato y de la cartilla y un largo etcetera). Actualmente, según tengo entendido, hay que llevar dinero o domicilias ingresos (el desempleo no lo suelen aceptar) para que te abran la cuenta.

Yo me he centrado en los españoles residentes, dado que son la mayoría de las personas que mantienen cuentas en nuestro país.

Si te encuentras dentro de este otro tipo de personas, no tienes nada más que poner en tu buscador de internet favorito la frase “requisitos para abrir una cuenta bancaria en España” y te aseguro que no tardarás en encontrar lo que buscas.

De todas formas lo más rápido es buscar directamente el banco que te interesa en internet y seguro que en la apertura de cuentas o en Preguntas Frecuentes, encontrarás la respuesta.

Otra de las diferencias que encontrará una persona con respeto a hace 50 años, es que te van a hacer muchas preguntas personales, las cuales solamente figuraran en la base datos del banco, y no tengas miedo que nadie ajeno podrá enterarse. Las entidades bancarias en ese sentido son como los curas, están sometidos al secreto de confesión. (L.O.P.D.) ¿Qué tipo de preguntas?, pues tu teléfono particular, el móvil, todos tus estudios, tu oficio, nombre de la empresa y sector para el que trabajas, si resides o tienes negocios con EE.UU, situación personal (soltero, casado et.) si no vas a domiciliar la nómina, dónde la tienes domiciliada, si tienes seguro de vivienda o de coche y con quien, etc. Etc.

Normalmente este tipo de preguntas, unas son indispensables y otras son para tener un mayor conocimiento sobre ti, por ejemplo a la hora de ofrecerte algún servicio en el futuro que ahora no demandas y pudieras necesitar. Está claro que hay preguntas que te puedes negar a contestar, y ellos no tienen porqué ponerte pegas si no las contestas, pero como he mencionado antes los bancos por el motivos que ellos consideren relevante, pueden denegarte la apertura de la cuenta.

No siempre es el banco el primer interesado en abrir cuentas, a veces el primer interesado es el cliente, y parte de esas preguntas es una especie de evaluación de lo que pueden conseguir de ti en un futuro.

Esto no es una desfachatez, como puede pensar alguno, es simplemente saber si serás un buen cliente para la entidad o ya de entrada, considerar que le vas a producir perdidas. ¿Qué harías tú en ese caso?

Y por último, una de las diferencias más grandes con respecto a hace 50 años, es la gran cantidad de medios que te puede proporcionar hoy en día un banco, para realizar casi cualquier tipo de operación, desde un lugar fuera de la oficina en la que abriste la cuenta, como son: otras oficinas de la misma entidad en cualquier parte de España, así como sus cajeros automáticos las 24 horas del día, el uso de internet tanto en tu móvil con la aplicación correspondiente instalada, como el uso de cualquier ordenador en cualquier lugar del mundo en el que te puedas encontrar, la posibilidad de hacer pagos entre particulares a través del móvil con la plataforma "BIZUM". Hace 50 años solamente podías hacer tus operaciones acudiendo a la oficina donde abriste la cuenta.

Tipos de Cuentas

De depósito y de crédito.

Una cuenta corriente de depósito es un contrato bancario por el que el titular puede ingresar fondos en una cuenta de un banco, o retirarlos total o parcialmente sin previo aviso. En la cuenta corriente de crédito es el banco quien concede al cliente (acreditado) la posibilidad de obtener financiación hasta una cuantía establecida de antemano (límite del crédito).

La cuenta de depósito es cierto que se trata más de un instrumento de gestión en virtud del cual el banco se compromete a realizar, por cuenta de su cliente, cuantas operaciones son inherentes al «servicio de caja», también puede llegar a convertirse en una fuente de financiación (descubierto bancario).

Las cuentas corrientes de depósito se pueden clasificar según diversos criterios.

I. Según sus titulares:

Individual: abierta a nombre de un solo titular.

Conjunta: cuando hay dos o más titulares, exigiéndose que cualquier acto deba ser realizado conjuntamente por todos los titulares, exigiendo la entidad la firma de todos ellos.

Indistinta: cuando hay dos o más titulares, pudiendo disponer cualquiera de ellos de los fondos utilizando únicamente su firma.

II. Según el devengo de interés:

Cuentas corrientes sin interés: son aquellas en las que no se paga ningún tanto por el aplazamiento de los capitales.

Para hallar la liquidación bastará calcular la diferencia entre el Debe y el Haber de dicha cuenta.

Cuentas corrientes con interés: en este caso los capitales producen interés por el período que media entre la fecha valor de la operación y la fecha de liquidación de la cuenta.

En las cuentas corrientes con interés, éste puede ser:

Recíproco: cuando a los capitales deudores y a los acreedores se les aplica el mismo tanto de interés.

No recíproco: cuando el tanto aplicado a los capitales deudores no es el mismo que el aplicado a los capitales acreedores.

Para liquidar estas cuentas no bastarán con calcular la diferencia entre las sumas del Debe y del Haber sino que deberemos hallar también el interés.

NORMAS DE VALORACIÓN

Valorar una operación en una cuenta bancaria es adjudicarle una fecha a efectos del cálculo de intereses. En este sentido hay que diferenciar entre la fecha donde tiene lugar la operación (fecha operación) y la que se considera para el cómputo de intereses (fecha valor).

Normas de valoración

Esta es una de las cuestiones más relevantes en las operaciones bancarias realizadas en una cuenta bancaria y sobre la que menos esfuerzo de negociación se realiza.

Una norma de valoración no es más que el período de tiempo que media entre el momento en que realizamos una operación sobre nuestra cuenta corriente o libreta y el momento en que dicha operación es tenida en cuenta para el cálculo de intereses. Como norma general podemos decir que lo más habitual es que cuando realizamos ingresos en nuestra cuenta estos son tenidos en cuenta para el cálculo de intereses con posterioridad al día en que realizamos la operación contable, si bien cuando realizamos reintegros lo más habitual es que coincida la fecha de la operación contable con la fecha valor.

Estos períodos están fijados por el Banco de España a través de la Circular 8/90 donde fija los períodos máximos que puede aplicar una entidad bancaria. Esto quiere decir que dicho período puede ser negociado y por tanto reducido.

Períodos máximos de valoración, abonos

Fecha de valoración al efecto de devengo de intereses

1. Entrega en efectivo
1.1.- Realizada antes de las 11 de la mañana
El mismo día de la entrega
1.2.- Las demás, el día hábil siguiente a la entrega. Así si nos encontráramos con que una de nuestras cuentas se encuentra en descubierto aunque ingresemos la cuantía del descubierto ese mismo día pero más allá de las 11 de la mañana seguiríamos estando en descubierto por valoración hasta el siguiente día hábil. En este caso no se devengaría la comisión de máximo descubierto pero si que se liquidarían intereses por descubierto.
2. Entrega mediante Cheques, etc.
2.1.- A cargo de la propia entidad, sobre cualquier oficina
El mismo día de la entrega.
2.2.- A cargo de otras entidades, incluido el Banco de España
El segundo día hábil siguiente a la entrega.
Así cuando ingresamos un cheque de una entidad en otra hasta transcurridos dos días hábiles dicho capital no generará intereses a nuestro favor.
3. Transferencias bancarias, órdenes de entrega y similares
3.1.- Procedentes de la propia entidad
El mismo día de su orden en la oficina de origen.
3.2.- Procedentes de otras entidades
El segundo día hábil procedente a su orden en la oficina de origen, a cuyo efecto esta fecha deberá constar en la información referente a la transferencia.
4. Descuento de efectos
Fecha en la que comienza el cálculo de intereses, en el cálculo de intereses no se incluirá el día de vencimiento del efecto.
5. Presentación de recibos de carácter periódico, cuyo adeudo en cuenta ha autorizado previamente el deudor
El mismo día hábil del adeudo.
6. Venta de divisas (somos nosotros los que las vendemos)
El día hábil siguiente al de la cesión de las divisas.
7. Venta de valores (vendemos parte de nuestras acciones)
El día hábil siguiente a la fecha de la venta en Bolsa.
8. Abono de dividendos, intereses y títulos amortizados, de valores depositados
El mismo día del abono.
9. En cuentas de tarjetas de crédito, de garantía de cheques y similares
El mismo día.
10. Otras operaciones
En el resto de las operaciones no contempladas expresamente los abonos se valoraran el mismo día en que se efectúe el apunte, si no se produjese movimiento de fondos fuera de la entidad, en caso contrario se valoraran el día hábil siguiente a la fecha del apunte.

Así pues podemos observar lo mencionado anteriormente, si es el cliente quien ingresa dinero en su cuenta como norma general la fecha de valoración será posterior a la fecha contable.





Explicación de lo que es un descubierto

Para no alargarme pasaré directamente a comentar los descubiertos o anticipos de nóminas.

Aplicaré una especie de ejemplo o símil, para que aquellas personas que no comprendan lo que es un descubierto en cuenta, puedan entenderlo más fácilmente llamado por mi como:

El Bolsillo con bolitas negras y rojas

Pongamos que tu cuenta corriente fuera tu bolsillo del pantalón y que su capacidad fuera lo suficiente para albergar muchas bolitas negras, dichas bolitas representaría cada euro que tú tienes depositado en el banco.

Y pongamos que has autorizado a meter la mano en tu bolsillo al banco para sacar o meter bolitas sin que te tenga que informar al instante de lo que ha hecho (con la informática de hoy en día, dicha información es instantánea siempre y cuando consultes tu cuenta o en este caso, compruebes cuantas bolitas tienes). A esto se le llama CONFIANZA.

Si ingresas o te ingresan dinero, meterá en tu bolsillo tantas bolitas negras como euros sean ingresados y si deseas retirar bolitas del bolsillo antes tendrás que solicitárselo al banco, comprobando éste que tienes las suficientes bolitas como solicitas.

Si llega un momento que en tu bolsillo solo quedan 50 bolitas y le solicitas 100, el banco puede hacer dos cosas, la primera es informarte que no dispones de tantas bolitas y por lo tanto solo te dará las 50 bolitas negras y te negará las otras 50, o como es el caso que nos ocupa, y dada la CONFIANZA que tiene en que próximamente vas a introducir bolitas como para devolver esas 50 que te ha PRESTADO, lo que va a hacer el banco es concederte un descubierto de cuenta haciendo lo siguiente: te darás las 50 bolitas negras que ya tenías en tu bolsillo y las otra 50 las añadirá del bolsillo propio del banco, y para recordarte que ha hecho esto, introducirá en tu bolsillo 50 bolitas rojas; así que cada vez que consultes tu bolsillo encontrarás bolitas, pero verás que éstas son de color rojo, o sea que no te pertenecen (te las han prestado -a esto se le llaman numeros rojos-) y que lo más pronto posible tendrás que sustituirlas por bolitas negras que tendrás que sacar de algún otro sitio (nomina o ingresos que te hagan otros).

A partir de ese momento puedes volver a tener bolitas negras en tu bolsillo siempre y cuando hayas introducido más de 50 bolitas negras, de lo contrario, lo único que conseguirás es disminuir las bolitas rojas que tienes. Por ejemplo en este caso si al día siguiente metes 30 bolitas negras, verás que al entrar en tu bolsillo, tienen la propiedad de desaparecer al instante al juntarse con las bolitas rojas, por consiguiente, desaparecerán 30 bolitas rojas, pero todavía te quedará la misión de conseguir que desaparezcan las 20 bolitas rojas restantes que quedan en tu bolsillo.

¿Esto tiene alguna consecuencia?. Pues si.

El banco debido a la confianza que tiene en ti, te presta de su bolsillo las 50 bolitas negras que necesitabas, pero como el banco utiliza las bolitas negras para negociar y sacar beneficios, va a contar con 50 bolitas menos con las que sacar beneficios, y esto le causa no una perdida pero si una menor ganancia de la que esperaba conseguir.

Entonces el banco lo que hará a partir de meterte las bolitas rojas en el bolsillo, será cobrarte un interés en bolitas negras, el cual tú aceptaste cuando firmaste la autorización para manejar tu bolsillo. Por lo tanto, dependiendo del tiempo y la cantidad de bolitas rojas que hayan estado depositadas en tu bolsillo te cobrará la cantidad resultante, siempre en una fecha ya fijada con anterioridad y que coincide siempre con el resto de bolsillos de otras personas o empresas que el banco gestiona.

En dicha fecha te introducirá tantas bolitas rojas como resulte del cálculo y ya sabemos que pasa cuando se introducen bolas de distinto color (que desaparecen en igual medida las del color contrario), por lo que si había bolas negras suficientes se descontarán de las que hay y si en ese momento el bolsillo estaba vacío o incluso tenía bolas rojas, las bolas rojas resultantes del cálculo anterior, se introducirán en el bolsillo aumentando las bolas rojas ya existentes.

Los poseedores de bolsillos generalmente generan esa CONFIANZA en el banco, porque tienen domiciliada su nómina, pensión o paro. Por lo tanto a esos descubiertos de cuentas, se les suelen llamar anticipos de nómina, pensión o paro.

No solo hay ingresos o reintegros en los bolsillos, también existen pagos por cuenta (que en el símil sería… por bolsillo), estos son todos aquellos recibos de las distintitas compañías o asociaciones que tu hayas firmado para que te quiten de tu bolsillo, cuando la empresa quiera presentarlos mediante adeudos, para lo cual habrás firmado lo que se llama un “mandato”.

Si tu bolsillo, tiene pocas bolitas negras, es posible que te venga un recibo (ahora adeudo), por una cantidad de bolitas superior a la cantidad que tú poseas y al igual que anteriormente, el banco tendrá dos opciones, o bien devolver el adeudo a la compañía que lo ha presentado por falta de pago, o bien y debido a la CONFIANZA que tienen en tus futuros ingresos, se hacen cargo de pagar en tu nombre dicho adeudo por lo que actuaran de la misma forma que cuando quisiste disponer de 100 bolitas y no tenías nada más que 50. Por lo tanto, tu bolsillo quedará en descubierto (o con bolitas rojas), pera esta vez sin tú saberlo, generando en un futuro unos intereses a favor del banco por todo el tiempo que tu bolsillo haya estado manteniendo bolitas rojas. Por lo general dichas compañías suelen pasar los recibos en las mismas fechas, pero hay que tener en cuenta que no siempre es así, y además hay fechas que son festivos y por lo tanto en esos días el banco ni mete ni saca bolitas. Por lo tanto es importante saber exactamente el numero de bolitas que posees o debes.

Espero que con este ejemplo de las “bolitas de colores” y el “bolsillo” haya quedado aclarado cómo funcionan los descubiertos o anticipos de nómina.

Como decía al principio, todas aquellas personas que ya tenían claro el funcionamiento de una cuenta, habrán pasado este tema, pero si por un casual la han leído, espero comprendan el porqué, de explicarlo tan sencilla y pormenorizadamente, y es que, en mi larga vida laboral en banca he visto y sigo viendo a diario, personas que no acaban de comprender los números rojos en sus cuentas (antiguamente se usaba el color rojo para poner las cifras que se debían, ahora aunque se les siga llamando números rojos, realmente se expresan en el papel, con el signo negativo delante de la cifra), y he visto como pensionistas, que normalmente tienen una pensión bajita, se han acercado a la ventanilla del banco a retirarla el mismo día del cobro, y al explicarles que no se la puedes dar completa dado que su cuenta estaba en números rojos o deudora, no acaban de comprender que si hoy le pagan 500 euros no puedan retirar 500 euros de su cuenta. Intentar explicar lo de "las bolitas" en el momento de la retirada en cuestión de un minuto o dos, y con el nerviosismo que tienen, al verse con la negatriva del empleado por no tener el disponible sufuciente para retirar su pensión, a veces es casi imposible.

Educar a estas personas en el funcionamiento de las cuentas bancarias para su propio beneficio, creo que sería importantísimo. ¿Quién tiene esta responsabilidad? No lo sé. Creo que el sistema educativo.

Sé que en muchos casos estamos hablando de personas muy mayores que no han tenido en su juventud la posibilidad de aprender gran cosa, pero la escasez de conocimientos bancarios no solamente lo he apreciado en gente mayor, también en jóvenes de 18 a 30 años, que se suponen han tenido a su disposición un sistema educativo muy superior al que recibieron nuestros mayores.

Éstos jóvenes sí pueden leer esta web, pero para aquellas personas mayores que ignoran casi todo lo relacionado con internet, o bien saben las cuatro reglas como máximo y con dificultad, no estaría de más que los ayuntamientos impartieran cursos gratuitos para todo este tipo de personas. Y como consejo a estos ayuntamientos, aprovecharía esos convites que a veces hacen a sus mayores, para impartirles estos conocimientos previamente al ágape. Lamentablemente la gente mayor que tiene menos estudios, no desean que les mareen con cursos aunque sean gratuitos, pero sin embargo, sí acudirán, a una invitación que conlleve comida. (Espero que no se ofendan pero es así).

Creo en definitiva, que el sistema educativo debería dar una asignatura de "Economía Financiera", entre las que ya da, que a mi parecer es la más importante y que podrían recibir los niños en el colegio para que en el futuro no sean engañados por nadie.

Ninguna otra asignatura -salvo lenguaje- vas a utilizar a diario, como es la relación con los bancos y la comprensión al dedillo de todo lo que rodea el mundo de la banca. Algunos dirán que leer y escribir será más importante y útil, pero es que éstos conocimientos se sobreentiende que ya los posee el alumno, sino no podrían estudiar “economía financiera”.

Voy a dejar 2 enlaces a una página web que he encontrado que sin ejemplos tan sencillos como yo he puesto, explican a las mil maravillas que es una cuenta y como se calculan los intereses.

Les aseguro que son 2 enlaces que todo el mundo debería de leer, incluso los que ya creen que lo saben todo sobre las cuentas bancarias. De todas formas, se que a veces pasado el tiempo, los enlaces suelen fallar, unas veces porque han modificado la página en la que estaban y han cambiado el nombre o porque la han movido a otra parte del mapa web, o bien porque han desaparecido. Si verdaderamente desean leerlas las tengo en respectivos archivos pdf y, o bien os las puedo mandar, o bien las pondré a vuestra disposición en el apartado archivos.

ENLACES:

http://eltamiz.com/elcedazo/2010/04/27/entendiendo-una-cuenta-corriente-i/
http://eltamiz.com/elcedazo/2010/05/03/entendiendo-una-cuenta-corriente-ii/