Limpieza e higiene

Volver

ANIMACION31 ANIMACION22 ANIMACION43 ANIMACION14
jquery carousel by WOWSlider.com v8.6

Limpieza e higiene






La limpieza e higiene del hogar y de los miembros de la familia, también suele ser un gasto y por lo tanto, el intentar ahorrar en la compra de los productos necesarios también es una meta a conseguir.

Haz una lista de los productos que necesitas o vas necesitar en los próximos meses. Lo ideal sería hacer una lista de todos aquellos productos que se usan en la casa, tanto para la limpieza del hogar como para la higiene y belleza de toda la familia. Aunque parezca una tontería, la lista verás que es muy larga. Si la tienes siempre visible, a la hora de ir a la compra puedes visionarla y con un repaso rápido sabrás si necesitas algún producto o no de esa lista.

Normalmente acabamos comprando estos artículos en los mismos establecimientos donde compramos los alimentos diarios o semanales. El consejo es el mismo que con ellos, aprovecha ofertas o descuentos, sobre todos porque en este tipo de productos, su caducidad suele ser muy larga por lo que podrás acumular más de una unidad si puedes aprovechar algún descuento. Además con este tipo de productos no solo pasa lo mismo que en los alimentos con las marcas famosas o las marcas blancas, sino que suele acentuarse más la diferencia de precios. Dichas marcas se basan en investigaciones de ingredientes casi milagrosos “que hacen desaparecer las manchas o dan una higiene hasta ahora no pensada por el ser humano” ;). Por lo general no es así, y acabas pagando un extra de ingrediente “novedoso” y otro de publicidad.

A veces solo te han cambiado el aroma o la textura, pero no dejan de ser jabones.

Al comprar desodorantes, elige productos en bola (roll-on) o en barra, pues los aerosoles son más dañinos con el ambiente y el cuerpo, y también, suelen ser más costosos.

Adquiere productos biodegradables en lo que respecta al detergente de la ropa y al de la vajilla, o a cualquier otro elemento. Esto no sólo será más gentil con el cuidado del medio ambiente, sino que también evitará las acumulaciones que pudieran obstruir tus desagües y cañerías, evitando así en un futuro un gasto extra de fontanería.

Lo mismo vale para los contenedores de los productos: elige repuestos económicos y rellena tus botellas con gatillo. Procura elegir los de envases biodegradables o reutilizables, en especial los de vidrio. También, conserva las etiquetas de los productos en uso, pues allí verás sus componentes y las recomendaciones para su uso seguro y efectivo.

Recuerda que una compra eficiente, es aquella realizada pensando en lo que hacemos y lo que elegimos. Esto nos permitirá cuidar de nuestro dinero, y también de nuestro entorno, hogar, y de nuestros propios cuerpos.

Un consejo extra: Compra y utiliza esos vinagres de vino baratos que hay en supermercados, y utilízalos en la limpieza de tu hogar, ahorrarás mucho dinero y es tan eficaz o más que otros productos.

Usos del vinagre.

El vinagre sirve para mucho más que condimentar tu ensalada. Es excelente para reemplazar los tóxicos productos de limpieza, ya que desinfecta y desodoriza de manera segura. Además, te ayudará a resolver distintos problemas de las tareas hogareñas diarias. Sus usos también se extienden al cuidado de la salud y la belleza.

Para el pelo: mezcla dos tazas de agua tibia con una de vinagre. Déjalo sobre tu cabello por 5 o 10 minutos. Luego, enjuágalo, lávalo y péinalo como lo haces habitualmente. Además, de dejarlo brillante y sedoso, te ayudará a combatir la caspa.

Para desatascar tus cañerías: primero, drena toda el agua. Luego echa por el drenaje una taza de bicarbonato de sodio, una de sal de mesa, y otra de vinagre blanco. Deja reposar 10 minutos y vierte agua hirviendo.

Limpia tu baño: el vinagre blanco es excelente para dejar tu baño reluciente. Puedes usarlo puro para remover manchas de la bañera, el inodoro y los azulejos.

Deshazte de las hormigas: moja una bola de algodón con vinagre y úsala para frotar aquellas áreas donde las hormigas han hecho sus caminos.

Remueve el óxido: deja las herramientas oxidadas en remojo en un recipiente con vinagre por algunos días. Luego, enjuágalas con agua.

Limpia tu congelador: mezcla partes iguales de agua y vinagre para dejar tu congelador impecable. Para remover los olores de la comida, puedes colocar dentro de ella una taza de vinagre y dejarla durante dos días.

Evita que la ropa de color manche las prendas blancas: antes de colocar prendas oscuras en la lavadora, sumérgelas en vinagre durante media hora. El olor desaparecerá cuando la ropa se seque, aunque yo lo que haría es lavar a mano dicha prenda, no cuesta tanto hacerlo.

Limpia tu microondas: para remover las manchas de aceite que deja la comida, hierve en el microondas media taza de vinagre mezclado con una taza de agua. Esto aflojará la comida y te ayudará a desodorizar tu horno.

Alivia las quemaduras solares: frota un poco de vinagre blanco sobre el área quemada para aliviar tu piel.

Limpia tu cafetera: el vinagre blanco puede remover los depósitos minerales que el agua calcárea deja en tu cafetera. Sólo tienes que llenarla con agua, añadir un cuarto de taza de vinagre y poner esta mezcla a hervir. Deja que se enfríe y enjuaga bien.

Mantén las flores frescas por más tiempo: mezcla dos cucharadas de azúcar y dos de vinagre en medio litro de agua. Corta los tallos de las flores y cambia el agua cada cinco días.

Limpia los pisos y las alfombras: mezcla media taza de vinagre blanco en dos litros de agua tibia para obtener pisos relucientes.

Para eliminar las manchas que no sean aceitosas de las alfombras, mezcla partes iguales de vinagre y detergente líquido. Aplica esta preparación con un cepillo suave y frota ligeramente. Con una toalla húmeda, limpia la zona y sécala con un secador o un ventilador. Repite si es necesario.

Quita los rayones de CDs y DVDs: para que vuelvan a escucharse y verse bien, frota suavemente sobre ellos un paño embebido en vinagre.

Limpia cuero: puedes limpiar tus chaquetas, zapatos, sillones o cualquier otro elemento de cuero mezclando vinagre con aceite de linaza. Frota esta preparación sobre la superficie y pule con un paño suave.

Elimina las manchas de sudor de la ropa blanca: deshazte de las manchas de transpiración que se forman debajo de las mangas rociando vinagre blanco puro sobre la prenda antes de lavarla.

Trata infecciones micóticas: aplica el vinagre tópicamente en la zona afectada para matar los hongos. Si el problema está en los pies, puedes introducirlos en una solución de una parte de vinagre y cinco de agua por 30 minutos todos los días. De todas formas no estaría de más consultar con el dermatólogo o similar.

Deshazte de la maleza: tira tus herbicidas y rocía las malezas con vinagre. Ten cuidado de que no toque las otras plantas para evitar que se quemen.

Todos estos consejos del uso del vinagre puedes usarlos o no, pero como verás, siendo un producto tan barato, puedes ahorrar muchísimo en otros tipos de productos.

Hacer tus propios productos de limpieza se que ya es pedir demasiado, pero si lo hicieras te ahorrarías muchísimo dinero y además te reconfortaría usar productos que has fabricado tú mismo/a. Explicar cómo se hacen es algo complicado, por lo que podéis buscarlo por internet o pinchar en este enlace:

http://vivirmasnatural.com/hacer-productos-de-limpieza-e-higiene/

Como consejo final os diría que uno de los gastos mayores en la higiene personal, suele ser aquellos que se usan en general para la belleza. Intenta reducir estos gastos a no ser que vivas de tu imagen y aspecto. Las colonias que se anuncian son muy caras y contienen muy poco producto dentro de embases muy lujosos. Si no puedes pasar de ponerte dichas colonias para momentos especiales, compra dicha colonia o perfume, y ten otra parecida de coste inferior, y usa solamente la primera en esos momentos que para ti son tan importantes. La otra, la puedes dejar para el día a día, aunque personalmente creo que el mejor olor es el que no existe. Ir bien aseado sin colonia, no puede molestar a nadie. Sin embargo hay colonias o perfumes de olores tan intensos que no agradan a todo el mundo.

No querría meterme con los productos anti-edad y antiarrugas, pero no existe nada que te quite los años que vas acumulando, y el aspecto de tu piel lo cuidarías muy bien con agua y jabón, y dejando de fumar (en caso de que lo hagas). Tener la piel bien hidratada te ayudará más que una de esas cremas caras. Y aunque parezca una tontería cualquier crema barata de las que se usan para que el sol no te queme, será también la que más te ayude contra las arrugas.