Ocio

Volver

ANIMACION31 ANIMACION22 ANIMACION43 ANIMACION14
jquery carousel by WOWSlider.com v8.6
Gastos relacionados con el Ocio



Vacaciones.
Cine, Teatro y otros espectáculos
Libros
Música

Los gastos invertidos en el ocio de la familia pueden ir desde lo meramente anecdótico a una parte significante en el presupuesto tanto mensual como anual. El término "ocio” en la época de los griegos apuntaba al cultivo del espíritu. Por eso significaba también "escuela", o lugar donde había ocio. A ese "lugar" se iba a aprender por el amor al saber y no por alguna otra razón. Hoy en día el “ocio” solamente se asocia a divertirse o entretenerse con algo, en el tiempo de descanso que nos queda, descontando las horas de trabajo tanto fuera como dentro del hogar, y por supuesto las horas que invertimos en dormir.

La mejor inversión en salud: Dormir.


Al rededor del 30% de la poblacion mundial padece trastornos del sueño. Por sus repercusiones, la falta de descanso podía colapsar el sistema de salud.

Si pinchas se te abrirá -teniendo la posibilidad de descargarlo-, un archivo pdf muy interesante sobre la salud relacionado con la falta de sueño
No duden que las horas que empleamos en dormir sean una inversión, de hecho son una de las mejores inversiones que haremos en nuestra vida si dormimos lo adecuado.

Esa diversión o entretenimiento, puede ser muy variada. Tan variada como la imaginación y la publicidad nos influya, pero casi en todos los casos irá acompañada de un gasto monetario por nuestra parte. Hay muchas maneras de utilizar nuestro ocio: usarlo para ir al cine, teatro o algún otro espectáculo, también podemos leer libros o por ejemplo escuchar música, también las vacaciones son ocio. De hecho, es el mayor tiempo de ocio seguido del que dispone un trabajador. También existen los juegos de mesa, o desplazarse a restaurantes, bares, boleras etc… , pero salvo leer algún libro que te hayan prestado en la biblioteca o escuchar música de la radio, en todos va a intervenir la prestación de algún servicio a cambio de dinero.

Otros ejemplos de ocio, son por ejemplo alquilar durante una hora un ferrari y disfrutar de la velocidad y del rugido del motor en una pista apropiada, o por ejemplo un largo paseo bien acompañado por el campo. En ambos casos, emplearemos un par de horas de nuestra vida en algo que no sea trabajar y te haga disfrutar, pero en el primer caso la inversión monetaria te puede salir por más de mil euros y en el segundo te saldrá completamente gratis. Te sobran esos mil euros; pues adelante gástatelos. Tienes dificultades a fin de mes, intenta caminar más.

Claramente tú vas a elegir en que inviertes tu tiempo libre y tu dinero, pero ten en cuenta antes de hacerlo, la mayor o menor dificultad que tienes en volver a disponer de nuevo, del dinero que gastaste, y en consecuencia así tienes que actuar.

También te aconsejaría si eres padre, que está muy bien darle lo mejor a tu hijo, pero aunque parezca un poco clasista, te diré que no todos los niños son iguales, y no lo son, precisamente porque no todos los padres son iguales al no tener el mismo poder adquisitivo.



El tema de Vacaciones aunque lo estoy tratando como Ocio, lo he desarrollado en el apartado Gastos Extraordinarios. Así que te remito a ese apartado para su lectura. Puedes pulsar aquí y te llevará directo a ese apartado.



El gasto que invertimos en cine y teatro cada vez es menor. Todo ello es resultado de una cada vez mayor alienación por parte de la televisión, por un incremento del coste debido a unas tasas de I.V.A. cada vez mayores, y desgraciadamente por tener cada vez menor poder adquisitivo. El Cine es sustituido en mayor medida por la gran cantidad de películas retrasmitidas por la televisión, por la mayor facilidad para poderlas ver gratis por Internet y porque cada vez su calidad es menor.

En cuanto al teatro le pasa lo mismo que al cine en cuanto al coste de la entrada, no así la calidad que cada vez se hace mejor teatro. Sin embargo la cultura teatral de los españoles es cada vez más pequeña. Dicen que está habiendo un repunte en cuanto a la asistencia a teatros por parte del público. ¡Ojalá fuera cierto! Pero en esas estadísticas creo que también están incluidas las asistencias de los musicales, que cada vez son más numerosos, y estos sí que es verdad, tienen una gran afluencia de público a pesar de sus precios tan elevados. Yo desde luego no los incluyo como “Teatro”. Los musicales los incluyo junto con el resto de espectáculos sin menosprecio alguno, como pueden ser conciertos de cantantes famosos, circos, conciertos de música clásica etc..

El gasto en estos menesteres, al igual que el resto de gastos en ocio, claramente debe de seleccionarse analizando las prioridades familiares, recortando generalmente en los más caros.

Aunque desde luego siempre recomendaré gastar antes en Teatro que en Cine. El Teatro es como ver escenificado un buen sueño que hayas tenido, con la diferencia que del sueño solo vas a recordar fragmentos y del teatro lo vas a recordar todo.



Leer, es algo como el Teatro, pero mejor aun (que me perdonen los empresarios y actores relacionados con el teatro). Escoges una buena historia, la representación no tiene equivocaciones, tú mismo escoges los actores (la imagen que tu cerebro recrea), prolongas en el tiempo la duración de la obra y no tienes que aguantar las toses ni los móviles de los que te rodean. Si existe ruido o algo te desagrada cierras el libro y de repente todos los actores deciden dejar de actuar y seguirán actuando para ti en el momento que desees.

El gasto en el que incurres teniendo el hábito de la lectura a la hora del presupuesto, podría ser previsible siempre y cuando sepas el número de libros que lees a lo largo de un año. Desde luego puedo decirte que leer no es caro. Nadie te obliga a leer las últimas novedades publicadas. Se venden libros de segunda mano muy baratos. Siempre habrá algún familiar o amigo que te preste algún libro, y siempre estarán ahí las bibliotecas públicas. Acudir a estas últimas y retirar libros para su lectura suele ser gratuito. Y luego siempre te queda Internet.



El gasto en música, también puede ir desde lo gratuito a todo el dinero que tú quieras.

Los espectáculos musicales ya lo he incluido en “otros espectáculos” pero también está el gasto cuando compras un CD o DVD musical (también casetes y discos, pero todo esto ya quedó muy antiguo y casi ni se usan). Le experiencia me ha demostrado que la compra indiscriminada de música, lo único que hace, es que tanto tu bolsillo monetario como el espacio en tus estanterías, disminuya rápidamente. Lo último que has comprado se suele escuchar cinco o seis veces y luego pasa a ocupar un espacio en la estantería junto a otros soportes musicales abandonados con anterioridad, y recogiendo un montón de polvo.

No sé si sabíais que en muchas bibliotecas públicas no solamente prestan libros, sino música y video (además de puntos de acceso a internet). Si eres coleccionista musical (me gustaría hablar largamente sobre el coleccionismo y los coleccionistas pero este no es el lugar. Resumiendo “evítenlo”) y tienes posibles, compra lo que quieras, pero si tienes apuros, mi consejo es gastar lo menos posible en estos asuntos, dado que internet, televisión y la radio pueden entretenerte de la misma manera y gratuitamente