Muebles y electrodomesticos

Volver

ANIMACION31 ANIMACION22 ANIMACION43 ANIMACION14
jquery carousel by WOWSlider.com v8.6
Muebles y electrodomesticos




Los muebles también suelen ser un gasto importante y aunque los he incorporado a Gastos Extraordinarios, es un desembolso que por lo general se sabe con anticipación el momento en que se va a producir. Solamente son inesperados cuando se han roto y no hay más remedio que reemplazarlos.

El mayor gasto en mobiliario suele producirse cuando te compras o alquilas tu primera casa. Gasto importante si es tu primera casa y un poco menos si te trasladas de otra (en general los muebles que ya tenías te van a venir bien).

En el caso de ser tu primera casa, tendrás que tener muy en cuenta dicho gasto, pensar si quieres comprar todos los muebles o solamente vas a comprar los necesarios para vivir en ella, e ir comprando el resto conforme vas ahorrando algo.

¿Cuáles serían indispensables? Pues piensa habitación por habitación e intenta apuntar en un papel el precio que puedan tener, una vez averiguado el importe total, tendrás que pensar si tu presupuesto va a llegarte o no. Si el resultado es negativo, tendrás que pensar cómo ahorrar en la compra y de que muebles puedes prescindir de momento. De todas formas esta previsión deberías habértela planteado incluso antes de comprarte la casa. Estos futuros desembolsos junto con el pago del impuesto de transmisiones patrimoniales en el caso de viviendas de segunda mano, son los gastos que menos suelen preverse por parte de los adquirientes de viviendas.

Los muebles indispensables se acumulan en la cocina. Los electrodomésticos como el frigorífico y lavadora, así como una vitrocerámica o cocina de gas son indispensables para vivir en una casa. En cuanto al dormitorio, por lógica la cama será indispensable y un armario en caso de que no lo hubiera ya en la casa. Lo ideal sería disponer del suficiente dinero para afrontar la totalidad de muebles de la casa, pero en caso de ir muy ajustado, al menos los muebles mencionados más arriba, serían totalmente imprescindibles, el resto se puede dilatar en el tiempo su compra, pero si se quiere vivir cómodo, no hay que posponer mucho su compra. Las lámparas, cortinas y adornos son aquellos gastos que pueden posponer mucho más tiempo.

Reducir, Reutilizar y Reciclar son las 3 R’s que suelen ayudar no solo a contribuir a la sostenibilidad del medio ambiente sino también a ahorrar. Intentar al menos tener en cuenta estas 3 R’s te ayudará.

Reduce el número de muebles, no la sobrecargues con muebles o adornos innecesarios. Si optas por un estilo minimalista tu casa parecerá más grande. Muchos de los muebles auxiliares que se venden, no son necesarios.

La opción de segunda mano, es ideal para reutilizar muebles que otros desechan y renovar por muy poco dinero. No descartes echar un vistazo en estos lugares y sobre todo en la red y en mercadillos locales, ya que es mucha la gente que se deshace de viejos muebles, pero también los que por necesidad o por un cambio de decoración pueden vender muebles en muy buen estado y que son una auténtica ganga.

Las tiendas que venden con algún tipo de tara menor, son también un filón para la busqueda de muebles y electrodomésticos. No dudes en consultarlos primero porque te puedes llevar una grata sorpresa y un buen dinero ahorrado.


El reciclaje es otra opción. Mucha es la gente que se ha animado en los últimos años a "fabricar" sus propios muebles y enseres, con un poco de imaginación y reciclando materiales, como en el caso más conocido de los palés: sofás con palés, mesas bajas con palés, estanterías con palés, un mini huerto urbano con palés… ¡Las opciones son casi infinitas! Unas maderas, un poco de maña, tela comprada por metros… con poco más podrás llegar a fabricar un pequeño mueble de manera económica y sostenible. Son sólo algunas ideas pero, ¡da alas a tu imaginación! No hay mejor energía verde que la de nuestras manos.

Otra manera es dando un lavado de cara a los mismos muebles que tenemos en casa. Un lijado, una mano de barniz o pintura, nuevo tapizado… también pueden obrar maravillas y puede parecer un mueble totalmente nuevo.

Las tiendas outlet son otra buenísima opción, ya que cuentan con productos ya descatalogados o en stock mucho más económicos. En la red, busca por ‘muebles outlet’ en tu ciudad y verás que son numerosos los comercios que ofrecen este servicio para vender sus excedentes de producción.

Intercambiar es la manera más antigua de conseguir aquello que necesitamos, a cambio de lo que ya no queremos. Acude al trueque para comprobar si vas a poder hacerte con eso que quieres sin gastar ni un euro, y ayudando a cuidar el medio ambiente.

Cuidado con las "gangas" en productos que vas a usar a diario. Aunque comprar tirado de precio es atractivo, a la larga es mejor y más barato invertir un poco más en calidad. Si no, acabarás pagando dos veces.

Quizá a los 12 años soñabas con un billar en tu salón o una máquina de discos en tu habitación, pero tienes que ser realista. Recuerda que no es estrictamente necesario que la casa esté completamente amueblada desde el minuto cero.

Visita las tiendas donde has "fichado" esas sillas de comedor a finales de mes. Coincide con los cambios en los escaparates y el tradicional inventario mensual y es cuando muchos locales aprovechan para deshacerse a precios más asequibles de lo que ya han tenido expuesto varias semanas.

Aparte de eso ¿Cuándo se encuentran las mejores ofertas en las tiendas convencionales? Apunta estos dos meses en tu calendario: enero y julio. Son los momentos previos a las grandes exposiciones que se hacen cada temporada, en febrero y agosto, período en el que se registran las mayores ventas. Justo antes de esas fechas las tiendas aprovechan para renovar el inventario a golpe de rebajas y promociones.

El boca-oreja suele ser la mejor tarjeta de presentación para encontrar un buen lugar donde comprar muebles si lo que buscamos es la segunda mano y los artículos "vintage". Te garantizamos que en los mercados de pulgas y en los rastrillos que seguro que organizan cerca de tu barrio darás con cosas que no habías imaginado, te las acabes comprando o no.

En la web http://www.mercadillosemanal.com/ puedes encontrar un listado útil con la "ficha técnica" de varios espacios de este tipo y las opiniones de sus habituales. La mayoría de ellos promueven la venta e incluso el trueque.

Lo habitual es que sean de entrada libre, pero cuando hay que pagar por acceder el pase suele ser asequible. Normalmente no sólo hay compra-venta, también talleres, música y establecimientos en los que comer y beber. En otras palabras: la experiencia de comprarte esa mesa de comedor puede convertirse en un día entero de sorpresas.

Como en tantas otras decisiones de consumo, recuerda que Internet puede ser de gran ayuda. De un vistazo encontrarás miles de páginas en las que comprar muebles on-line, encontrar gangas e intercambios, descuentos interesantes,… en muchas de ellas puedes encontrar simuladores con posibles diseños y pequeñas herramientas para hacer tu presupuesto.

La respuesta que te darán si preguntas a tu círculo cercano sobre cuánto cuesta amueblar una casa, probablemente sea ésta: "lo que te quieras gastar". Influyen desde los metros cuadrados al estilo que quieras darle o la manera en que están distribuidas las instancias.

Dejando a un lado la tecnología y los electrodomésticos, la cifra que más aparece en estudios de asociaciones de consumidores y foros de preguntas es de unos 14.400 euros para una casa que ronde los 70 metros cuadrados.

En todos los informes destacan que la cocina será el espacio más caro (y eso sin contar lo que gastes en aparatos electrónicos e informática, que pueden suponer entre 4.000 y 24.000 euros más).

No entres en pánico: es un gran desembolso, sí, pero este dato viene de una estadística. Es una media, no un presupuesto ideal. Habrá personas que lo multipliquen y otras que lo reduzcan hasta límites que no imaginabas.