Plazos fijos

Volver

<
ANIMACION31 ANIMACION22 ANIMACION43 ANIMACION14
jquery carousel by WOWSlider.com v8.6

Plazos fijos



Como he dicho anteriormente, las cuentas que la gente normalmente tiene abierta en los bancos para su operativa normal, son las cuentas de ahorro o corrientes, y dado que ahora los bancos no dan interés alguno por nuestros ahorros, el que tiene la suerte de disponer de más dinero del que necesita para su operativa normal, también puede tener una cuenta a plazo (también llamada imposición a plazo fijo).

En este tipo de cuentas la gente más conservadora y que no quiere correr riesgo alguno con su dinero, deja la mayor parte de su efectivo, quedando en la cuenta corriente aquel efectivo que el cliente cree que pueda necesitar para su operativa normal de ingresos y gastos planificados mensuales, y como no, un porcentaje añadido por si surgiera algo no planificado.

Al igual que existen doce signos zodiacales (para el que crea en ello), que indican que al menos hay 12 tipos de personas con características y personalidades diferentes, en las finanzas, existen todas estas y muchas más personalidades distintas a la hora de gestionar y enfocar la planificación de sus ahorros.

De momento podríamos decir que se dividen en tres; conservador, moderado y dinámico. Aunque luego hay estudiosos que los clasifican también por sexos y edades (no es lo mismo un moderado masculino que femenino, o un conservador de 40 años que de 70 años), por lo tanto lo que aparentemente podría ser fácil para definir a un ahorrador se complica si se tienen en cuenta las características anteriores y encima hay que añadirle que cada estudio o fuente que puedas leer -que generalmente son estudios hechos por las propias entidades que te van a vender el producto- variará de una a otra considerándote de un tipo u otro.

Donde no hay duda es en definir que todo aquel que invierte su dinero en un plazo fijo, al menos ese porcentaje del dinero invertido en relación al total que posee, pasa a ser parte de su inversión CONSERVADORA.

¿Por qué defino conservador al plazo fijo?

Bien, empezaré por poner lo que el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española pone en su primera acepción sobre la palabra “Conservador”.

1. adj. Que conserva (‖ cuida de la permanencia). U. t. c. s. La sal es un buen conservador de pescado.

Como veréis, no hace falta seguir leyendo acepciones del diccionario, la primera ya cuadra perfectamente en las finanzas. “que conserva” o “cuida de la permanencia”.

Cuando un inversor o en el caso de los plazos fijos un ahorrador quiere conservar su dinero, sin ningún riesgo añadido, el dinero lo deja sin tocar en el banco y como mucho lo pone en una cuenta a plazo fijo.

Cuando he dicho --- sin ningún riesgo añadido--- no ha sido para añadir unas palabras más, lo he puesto con toda la intención. Pondré un pequeño ejemplo: Cuando la publicidad habla de los jugos de frutas sin ningún azúcar añadido, no quieren decir que el jugo no contenga azúcar lo que quieren decir es que no le han añadido mas azúcar del que ya tiene de por si la fruta. En relación a mi frase anterior quiero decir que tener todo el dinero en el banco no tiene ningún riesgo añadido, más allá del que ya tiene por estar depositado en una empresa que podría hundirse y por lo tanto no podría devolverte el dinero (Sí es cierto, dicen que hay un fondo de garantía, me gustaría ver ese fondo si cae un de los grandes bancos).

Personalmente, creo que hay mucho más riesgo de perder el dinero ante un robo o atraco, siguiendo la otra alternativa que es guardarlo tú mismo. Como veréis si volvéis a leer la corta definición que la RAE hace de la palabra “conservador”, continua dando un pequeño ejemplo ---la sal es un buen conservador del pescado---; en este caso sería --- el banco es un buen conservador del dinero---.

Paso a definir que es un Plazo Fijo.

El Plazo Fijo es aquel contrato por el cual el cliente entrega un dinero al banco por un tiempo determinado y a un interés pactado entre ambos, que el banco se compromete a devolver al cliente a la finalización del contrato junto con los intereses pactados.

Las diferencias que puedes encontrar en el mercado español podrán variar mucho de una entidad a otra, pero todos los plazos fijos se rigen por la definición anterior.

Los distintos tipos de plazos se distinguirán unos de otros, generalmente en el porcentaje de interés que a la hora de la verdad te van a añadir al capital prestado. Generalmente esas diferencias de porcentaje suelen varias dependiendo del plazo fijado para la devolución. A mayor plazo mayor interés.

El porcentaje que se suele y se debe usar es el T.A.E. (Tasa anual equivalente). La TAE indica el coste o rendimiento efectivo de un producto financiero, ya que incluye el tipo de interés nominal, menos las comisiones y otros gastos que puedan aplicarse, teniendo en cuenta el plazo de la operación. Es un indicador mucho más fiable la rentabilidad real. Pero la comparación sólo será válida entre depósitos con plazos iguales. Si eres un observador de las ofertas bancarias en cuanto a Plazos Fijos, te darás cuenta que hay muchos bancos que dan mucho más interés en su plazos fijos que otros, a pesar de que el tiempo de duración sea el mismo o incluso menor (por lo que no parece seguir esa máxima de a mayor plazo mayor interés). ¿A qué se debe tanta diferencia? Generalmente se debe a dos razones muy poderosas y creo que fácilmente comprensibles por vuestra parte en cuanto os las comente, aunque alguno de vosotros podrá pensar que son iguales.

1ª Razón. Atraer dinero de la competencia.

Las entidades financieras entienden al dinero nuevo como los fondos que provienen de otros bancos o cajas, es decir el ahorro que está en la competencia o tenemos fuera de las cuentas o productos que tenemos contratado en la actualidad. Por lo tanto, es necesario en esos casos que incremente sus ahorros en el banco para que le ofrezcan las condiciones, o que pase a ser un nuevo cliente de pasivo de dicha entidad cuando aun no lo era, y así el depósito se considerará dentro de los que requieren dinero nuevo.

Porqué esto antes no existía y ahora sí, si siempre ha habido competencia y nunca remuneraban más a un cliente nuevo que a un cliente antiguo?.

Te diría que es complicado explicar este asunto y nos llevaría mucho tiempo y mucho texto, metiéndonos en casi pensamientos filosóficos sobre el tipo de sociedad de antes y de ahora, e incluso meternos en asuntos como el devenir de la civilización actual, de dónde venimos y a donde vamos, pero te lo resumiré diciéndote que en un momento dado, algún “lumbreras” de las finanzas -de esos que fichan los bancos por sueldos millonarios y que si fallan en sus cálculos se van a su casa con el riñón bien cubierto-, se le ocurrió la feliz idea de que para llevarse el dinero de la competencia y así aumentar los recursos del banco para el que trabajaba, ofrecería bastante más interés a aquellos fondos que vengan de otro banco, por lo que la jugada es doble, el Banco A aumenta sus fondos en “X” (equis claro está es el importe en euros) y el Banco B disminuye los suyos en “X”, por lo tanto la entidad A aumenta en “X” en cuanto a sus competidores bancarios y duplica en “X” en relación al Banco B.

¡¡¡Magistral!!! Este señor se merece el Nobel de economía. ¡¡¡Por Dios que portento!!!.

¿Cuánto duró la ventaja del Banco A?, no sé, estoy casi seguro que apenas un par de meses. En cuanto la competencia copió el producto. ¡¡Vaya chasco!!.

¿Es que acaso los señores banqueros no saben que todo se copia y más en la Banca?

¿A donde hemos ido a parar con este sin sentido?.

Dado que el interés es mucho mayor que el interés que se pagaba a los clientes antiguos, éstos al enterarse y finalizar sus plazos fijos que ya tenían, quieren que su propia entidad les dé el mismo interés que ofrecen a los clientes que vienen de fuera, por lo tanto existe un gran descontento entre la clientela que ya tenían, y en muchos casos, estos clientes se ven obligados a convertirse en casi especuladores de su dinero “Conservador”, para no verse menoscabados en relación a personas que vienen de fuera y se llevan el mejor interés (interés por cierto tan alto que muchas veces la entidad está perdiendo o al menos no ganando dinero para poder atraer al cliente).

Al final, lo que han conseguido (no sé si intencionadamente) es acabar con el producto de los Plazos Fijos, para que los clientes se vayan pasando a otros tipos de productos mucho más complicados y difíciles de entender no solo para el ahorrador sino hasta para el colocador bancario de dicho producto, con la intención de acabar convirtiendo a personas CONSERVADORAS en Moderadas e incluso en Dinámicas en cuanto al riesgo a correr en los nuevos e innovadores productos bancarios que simulando un riesgo conservador pasa a tener mayor riesgo.

¿Qué ha hecho mucha gente?, que se ha convertido una vez al año o cada dos años en expertos buscadores de plazos fijos con dinero nuevo y van cambiando de banco en banco con el consiguiente trabajo que eso lleva no solo para el cliente sino para la entidades bancarias, tanto de la que saldrá el dinero como a la que llegará.

Como trabajador de un banco y como cliente espectador a mi vez de lo que ocurre a diario en una oficina bancaria, diré que dicho invento del “Dinero Nuevo”, es lo que entre otras causas está hundiendo a la banca. El tira y afloja tanto para atraer como para intentar que el dinero que vence no se vaya a otro banco, junto con el tiempo malgastado en las formalizaciones de los contratos nuevos para dar un interés que encima no ayuda a la entidad bancaria para nada, diría que ocupa más allá del 50% del tiempo de un empleado de banca, con el consiguiente gasto que eso conlleva. Así que el “lumbreras” que lo inventó o mejor dicho, el lumbreras que fichó al lumbreras que lo inventó, espero que se haya arrepentido allá donde se encuentre, desde luego el Nobel se lo retiro.

2ª Razón. (ya pensabais que me había olvidado que había dos razones). Conseguir Liquidez.

Dada la competencia que ha habido en la banca y sobre todo a la crisis financiera que sigue existiendo, aquellos bancos que más sufren y siguen sufriendo por la crisis del ladrillo y sus consecuencias, además de por la mala gestión de sus dirigentes y el despilfarro que todo el mundo sabe que hubo en los banco que antes fueron cajas, muchas de estas entidades están muy necesitadas de liquidez y la única manera que ven para conseguir dinero líquido rápidamente es la de intentar atraer los plazos fijos que hay en otras entidades que no necesitan esforzarse tanto para conseguir liquidez, y que en sus plazos fijos intentan al menos no perder dinero en este trasiego que antes he explicado del dinero viejo y el nuevo, por lo que al subir el interés (y por lo tanto perder dinero) creen que atraerán a mas clientes para poder seguir a flote en el mundo financiero.

Según mi opinión, muy bien tienen que hacer las cosas con el dinero conseguido de esta manera, para no solo poder recuperar el dinero perdido con el interés pagado de más a los nuevos clientes, sino para poder ellos mismos ganar dinero y recuperar y balancear con mejor resultados sus cuentas y no sucumbir en el intento.

Volviendo a la definición y al ejemplo de “Conservador” de la RAE, (La sal es un buen conservador de pescado) yo me fiaría más de una “buena sal marina yodada” que de esta sal que tiran por las calles para cuando va a helar.

No sé si me entienden lo que quiero decir. Piénsenlo.

Pido una reflexión por parte de todos ustedes a la palabra “CONSERVADOR” o a la mayoría del tipo de personas que se supone componen este tipo de perfil inversor, que son en gran parete las personas mayores, donde sus ahorros son aquellos conseguidos con el sacrificio de toda una vida.

Desde cuando es “conservador” invertir en sellos, en bosques naturales, en arte y naturaleza, en preferentes, en sacar a flote una empresa que ya demostró con anterioridad en los 80 ser cuanto menos ruinosa como Rumasa (con el aval de unas botellas de vino en la época más reciente de la Nueva Rumasa), en Gescartera, en el famoso caso del Grupo Sofico de los años 70, en el famoso caso “Madoff” en Estados Unidos, etc..

Sé, que cada caso de los que acabo de exponer, habría que analizarlos profundamente y pormenorizadamente; Sé que no son comparables unos con otros; Sé que es fácil pasado el tiempo criticar a aquellos que perdieron su dinero en las estafas antes mencionadas al saber el resultado final, pero también sé: que una gran parte de las personas que allí perdieron sus ahorros, pertenecen al llamado inversor “CONSERVADOR”.

¿Que hizo que gente conservadora que no puede permitirse el lujo de perder si no ya el conjunto, si gran parte de sus ahorros de toda una vida en estos negocios a los postre ruinosos?

Mi opinión es que fue la avaricia. (intenten disculparme aquellos que fueron estafados, pero si lo meditan profundamente y sin acritud, e intentan aislarse del sentimiento de ira e indignación por lo que les ocurrió, deberían llegar a la misma conclusión)

Cualquier negocio, o gran empresa del mundo es susceptible de o bien fracasar y arruinarse o de ser una estafa planificada desde el principio, y eso está claro que nadie puede preverlo en el momento de su concepción. Ya sabemos que existen organismos oficiales como el Banco de España, la CNMV, el tribunal de Cuentas, el de la Competencia, y privados como empresas auditoras, organismos y asociaciones de consumidores etc…, que vigilan los pasos y movimientos de muchas empresas o de sus productos. Pero lo que siempre se ha demostrado en la historia es que “los malos” (generalizando así a aquellas personas que intentan estafarnos) nos llevan varios pasos por delante a “los buenos” (que serían los que vigilan) y sobre todo a los “incautos” (que son los finalmente estafados) a la hora de ocultar sus intenciones finales respecto a las inversiones recibidas. Por lo tanto, y en definitiva, dejando atrás las responsabilidades de estos organismos que hemos mencionado (que la tienen en grado máximo y por lo tanto deberían asumir parte de esa responsabilidad) al final, la persona que invierte, es la que decide (generalmente engañado) dejar o no su dinero, en dichas inversiones.

Algo que unifica a todas las estafas piramidales o no, antes mencionadas, es la alta rentabilidad a recibir. En unas más que en otras es cierto, pero alta rentabilidad al fin y al cabo, sin analizar previamente en que se va a usar el dinero invertido y si el negocio tiene o no sentido.

Creo que analizar todo esto no es tarea del perfil CONSERVADOR, yo diría que es mas de un perfil de alto riesgo, o sea del perfil llamado DINAMICO.

Sin embargo cuando vemos en la televisión la gente estafada, creo que ninguna persona de las que han salido en televisión son del perfil DINAMICO, yo diría que el 100% son perfil CONSERVADOR.

De todo esto la conclusión que ustedes pueden sacar, es que pretendo que todo aquel que se considere CONSERVADOR no se salga de los productos típicos bancarios, y en principio pueden acertar, pero sin duda pediría que no se metieran en nada que no conozcan.



Una de las estafas o inversiones ruinosas que he mencionado antes, como se habrán fijado es la de “Las Preferentes” y estas si fueron vendidas y ofrecidas por la banca, por lo tanto ¿cómo confiar de nuevo en la banca?.

No sé qué decirles. La banca como cualquier otro negocio está creado para ganar dinero. Lo que ocurre es que la Banca desde que se creó ha evolucionado mucho y sobre todo se ha complejizado mucho. Cada vez se diversifica mas el negocio metiéndose en la venta de Seguros, de Casas, de Aparatos electrónicos, de productos de inversión en Bolsa, etc.. Dada la gran competencia y la disminución enorme de los márgenes financieros (o sea ganancia pura y dura), se ha llenado de productos tan complicados que casi ningún empleado bancario puede explicar claramente como para ser comprendidos por sus clientes, dado que ni ellos mismos los pueden comprender. Sobre todos porque cada vez hay más productos y son tan complejos que solamente estudiarlos en profundidad llevaría días de estudio. Los empleados cada vez más se dedican a ser vendedores de productos y por lo tanto lo único que te van a decir son las bondades de dichos productos y ciertas características que son las habituales a explicar cuando te preguntan. Dicha información la crea el departamento de turno y la gestiona mediante fichas explicativas de varios tipos. Unas son las enseñables a los clientes y otras las que no se pueden enseñar.

¿Por qué no se pueden enseñar preguntareis?

Pues son aquellas fichas o resúmenes que los creadores, publicistas, sociólogos o sicólogos han ideado para que tengas en cuenta comentar o dejar de comentar para que el producto sea vendible, evitando caer en hablar de ciertas cuestiones que haría que el cliente se replanteara su compra.

Ejemplo sencillo sobre la venta de un hamburguesa en caso de que necesitase tener 2fichas de venta".

Ficha o propaganda para el cliente: La hamburguesa que vendemos es la más grande del mercado teniendo un precio muy asequible para su bolsillo, y además la acompañamos de unas patatas excepcionales. La foto que acompaña es fenomenal tiene un brillo y un color que incita a comerla ya.

Ficha que recibiría el vendedor: Hay que hacer hincapié en el precio que es muy competitivo, que además es una hamburguesa gigante que va a saciar el apetito del cliente y no va a necesitar comprar nada más. Que observen el color y si preguntan si es real hay que decir que sí. Que todas son así de apetitosas y suculentas como la foto que hemos retocado con una conocida marca de software de retoque fotográfico, pero esto no lo digáis claro.

Si preguntan si la carne es de calidad, se le dice que es originaria de este país y no ha sido importada como hacen otros. Intentar que no pregunten la procedencia de las patatas dado que esas no son originarias del país.

Evitar hablar del colesterol que pueda conllevar la ingesta de la hamburguesa y si pregunta decir que un día es un día.


Bueno, este podría ser un ejemplo de cómo enfocan los productos bancarios a la hora de la venta: está lo que se enseña y además está lo que hay que decir que vendes, e intentar desviar la atención de alguna característica que podría ser perjudicial a la hora de colocar el producto. Y en el caso de las preferentes está todo aquello que el inventor del producto y sus analistas han ocultado tanto al comprador como al vendedor.

En el caso de la hamburguesa sería no decir que te va a producir un cáncer casi seguro, y en el caso de algunas de las preferentes sería que te están estafando en la letra pequeña. Y finalmente, el caso de todas las preferentes de que son un producto muy complejo para un inversor de alto riesgo y que al venderse en un mercado secundario, pudiera ser difícilmente recuperable en caso de existir una gran oferta de venta y sobre todo que en el caso de alguna caja estaba pensado como una estafa piramidal.

¿Tiene la culpa el vendedor o en este caso el empleado de banca o la tiene el comprador por no informarse de lo que compra?

Culpa compartida diría yo. El comprador fue aturdido por creerse cliente preferente y por de repente, cuando los plazos fijos no daban mucho interés, recibir un porcentaje muy superior sin preguntarse por qué se lo daban a él casi como si fuera un chivatazo, y culpa del empleado por sucumbir a la venta por objetivos sin preguntarse muy bien que era aquel producto tan extraño.

Ahora se dice que los vendedores de banco deben de pasar por un montón de exámenes de alta complejidad financiera, aparte de que ya tengan previamente una carrera, para que así puedan aconsejar con seguridad a sus clientes.

¿Alguien exige que el vendedor de "hamburguesas" tenga que ser un experto nutricionista y químico a la vez para poder venderlas?

¿No creen ustedes que es más sencillo que los organismos como el Banco de España o la CNMV, que están para analizar que los productos financieros que se ofrecen a los clientes no sean estafas piramidales como se ha demostrado a posteriori?

Además, son los que crean esos productos los que tiene que ser expertos en finanzas, así como los que crean la "hamburguesa" tienen que ser los expertos nutricionistas y químicos y no sus vendedores.

¿Qué queremos, que haya súper-licenciados y súper-químicos vendiéndonos productos financieros y "hamburguesas" cobrando el salario mínimo?

Por supuesto que los comerciales bancarios (vendedoeres) no cobran el salario mínimo, pero lo que sí es cierto, es que los salarios de los nuevos empleados de banca en los últimos 15 años han disminuido muchísimo comparado con lo que cobraban con anterioridad con la paradoja de que ahora encima son licenciados.

Además, la AEB, patronal de la banca, pretende crear nuevas categorías (ahora hay 8, que es la más baja) para dar entrada a los más jóvenes con un menor sueldo que el vigente en la actualidad que ronda entre los 20.000 a los 25.000 euros. Pero sin renunciar a que los nuevos empleados sean universitarios y como no, con un horario de semi-esclavitud, rondando una media de entre 45 y 50 horas semanales (dicho exceso de horas nunca reconocido por la patronal).

Lo que hay que pedir es que las empresas y sus expertos creadores sean honestos y nos vendan productos comprensibles en el caso de la banca y sanos en el de "las hamburguesas", y si no lo hacen así y se logra demostrar, que lo paguen en la medida que les corresponda.

Dado que este apartado de la web es el que tiene que hablar sobre los plazos fijos, una vez explicados lo que son y dicha mi opinión sobre los mismos, os debería aconsejar que tipos de plazos fijos os pueda convenir. Y dado que esta página pretende estar en la red durante bastante tiempo, y que los tipos de interés y las condiciones bancarias dependiendo de la coyuntura variará cada pocos meses, la información quedaría obsoleta en poco tiempo, además, al trabajar en banca podríais pensar que me decanto por unos en detrimento de otros, os aconsejaré que la red os ofrece la mejor herramienta para buscar y analizar en qué plazo fijo invertir en cada momento.

Hay muchas páginas que existen en cuanto al análisis pormenorizado de plazos fijos, es posible que algunas os puedan aconsejar dependiendo de la entidad bancaria quela financia. Es por lo que el mejor consejo será ver varias, y el análisis lo hacéis vosotros mismos, teniendo en cuenta de si ya tenéis cuenta en la Entidad que lo ofrece y qué tipo de gastos conllevaría tener que abrirla, porque no sé si lo había dicho hasta ahora pero al igual que los préstamos hipotecarios, es obligatorio y por lo tanto necesario tener una cuenta de ahorro abierta en la misma entidad, para ir depositando tanto los intereses como el capital final a la hora de la futura cancelación.

El último aviso en cuanto a los plazos fijos que os voy a dar es que tengáis en cuenta que el interés que os van a ofrecer debería estar por regla general expresado en %TAE, que es como he dicho antes la tasa anual equivalente. Pero no siempre el porcentaje que vais a ver anunciado en letra grande, estará expresado por un año. Es muy posible que lo veais atrayente pero que sea para 13, 18 o 24 meses, lo verdaderamente importante es buscar en la letra mas pequeña de la publicidad el correspondiente %TAE de dicho plazo, y así podreis comparar con otras entidades.(lo obliga la Ley).

¡O sea que ojo con el vencimiento del plazo!. es otra parte importante del plazo fijo que hay que tener en cuenta.

Además del vencimiento, debéis de saber que si necesitaseis anticipadamente cancelar el plazo fijo, seréis normalmente penalizados con la pérdida parcial o total, de los intereses generados, o una comisión bastante alta por cancelación anticipada. Es cierto que cuando tenéis la intención de contratar un plazo fijo, no pensáis que vais a necesitarlo anticipadamente, porque entonces seríais adivinos y por lo tanto no lo contrataríais, pero siempre es bueno saber qué tipo de comisión o penalización vais a sufrir en caso de reembolso anticipado.

Existen plazos a 2 meses, a 3 meses, a 6 meses, a 1 año, a 13 meses a 24 meses etc…

Estos plazos y por circunstancias personales que cada uno pueda tener, os pueden convenir en un momento dado, pero siempre será vuestra elección y no un engaño en el que no habíais pensado.



Ejemplo a fecha de hoy 19-06-2016.

Entidad A (color Naranja y extranjero) ofrece un depósito (por cierto a muchos plazos fijo hay entidades que les llaman “depósitos”) para nuevo cliente del 1,50%*

Un inciso: siempre, siempre, siempre (lo recalco tres veces) que veáis un asterisco detrás del porcentaje de interés ofrecido o incluso de cualquier otro lugar de la publicidad que cualquier entidad elige para atraeros, tenéis que buscar la definición de ese asterisco y sobre todo entenderla, justo ahí es donde os pueden engañar o al menos sorprender. En algunos casos el asterisco solo esconde la palabra TAE, y en el caso que nos ocupa, lo que esconde es que ese porcentaje que por lo que habéis visto está puesto en un tamaño considerable, significa que dicho porcentaje solo lo recibirás los dos primeros meses, el resto pasarán a pagarte el 0,20%.

No debería recordaros porque casi todo el mundo ya lo sabe, pero habiéndome encontrado a día de hoy con algunas personas que ante esta publicidad, se frotan las manos diciendo:

-Que bien, el 1,5% de 10.000 euros son 150 euros y encima en solo dos meses.

Os recordaré que el 1,5% TAE significa que dicho porcentaje se recibiría caso de estar depositado 12 meses seguidos con esa condición, así que en lugar de 150 euros son solamente 24,83 euros.

Resumiendo Entidad A (como había dicho de color naranja)

El beneficio por 10.000 euros sería aproximadamente después de un año la cantidad de 41,48 (a esto hay que quitarle el 19% de impuestos) resultado finalmente un 0,41 %TAE antes de impuestos.

Entidad B (una entidad nacional y que considero que no es una entidad que pudiera quebrar o dar un susto) da el 0,35% anual con un mínimo de 6000 euros de inversión, pago de intereses trimestral.

El beneficio por 10.000 euros sería después de un año la cantidad de 35 euros (a esto hay que quitarle el 19% de impuestos) resultado finalmente un TAE por un año del 0,35% antes de impuestos.

La comparativa vista así es a favor de la Entidad A pero todo se debe a que durante dos meses te han pagado un interés bastante mayor al habitual. Si ese mismo dinero lo dejamos 2 años en cada entidad, pasaría a pagar más la entidad B dado que te pagaría 70 euros contra 61,48 euros de la entidad A.

De todas formas hoy en día con lo poco que están pagando por plazos fijos o depósitos, estamos hablando de cobrar en dos años y por 10.000 euros de inversión 56,75 euros después de impuestos. ¿Merece la pena estar preocupadísimos, por si ganaremos más cambiando de entidad, sin analizar el tiempo perdido en ir a los bancos a abrir cuentas nuevas (las cuales muchas veces te van a cobrar casi esa cantidad de comisiones durante dos años, si no te vinculas con tu nómina u otros productos)?

Eso lo tendréis que decidir vosotros mismos, personalmente y si no es por mucho dinero, me da mucha pereza, tener que estar abriendo y cerrando cuentas en los bancos para ganar una miseria. A no ser que lo hagas todo por internet, o tengas tiempo libre para "ir de bancos", luchar a brazo partido con los empleados de la oficina del banco para conseguir un 0,10 o 0,15% más que en otras entidades, y al final recibir 28 euros anuales en el caso de pasar de 0% al 0,35% (que si pasáis de un 0,20 que ya teníais, a un 0,35% que queréis conseguir, solo estais luchando por 12 euros anuales cada 10.000 euros) yo desde luego pasaría de preocuparme mucho.

A veces nos olvidamos del valor de tiempo y del dinero, y de que el tiempo también es dinero, y que el dinero no te da más tiempo.



No es filosofía es la realidad. Esos 12 euros son por ejemplo el valor de consumir 6 cervezas frías, sentados en una terraza un día de verano, entre una cuadrilla de 6 amigos o una familia de 6 componentes.

Al final, el beneficio que has podido sacar del cambio de una entidad a otra de tu capital de 10.000 euros te lo has pulido en poco tiempo en una terraza de bar.

Bien, para finalizar os pondré algunos vínculos que he visto por ahí en internet y que podría ayudaros a buscar los mejores plazos fijos y otros vínculos os pueden ayudar a calcular en muy poco tiempo el neto a cobrar según el capital, interés y tiempo que les pongas.

Caculadores de intereses:

https://www.bbva.es/particulares/ahorro-inversion/depositos/calculadora-depositos.jsp

http://www.rankia.com/simulador/depositos

http://www.bde.es/clientebanca/es/Menu_Botonera/Simuladores/deposito-tae/

Comparadores de plazos fijos o depósitos.

http://www.rankia.com/comparador/depositos

http://www.tucapital.es/

https://www.helpmycash.com/depositos/

https://www.bankimia.com/depositos

De todas formas os aviso que no siempre son correctos los datos que aparecen dado que las entidades cambian a menudo sus condiciones, y también os aviso que algunos depósitos (no siempre lo anuncian) requiere una mayor vinculación con la entidad. Y por último hay entidades que el porcentaje anunciado no lo dan en todas las sucursales de la entidad -por lo que sea-; hay algunas que no llegan a esos porcentajes y otras hasta pueden pasarlas.

Con un canto en los dientes nos deberíamos de dar por estar en la situación en que estamos, a pesar de que los que han reunido un pequeño capital no se vean remunerados casi por cantidad alguna. (muchos no tienen ni para llegar a fin de mes aunque esto no sea óbiceóbice
nombre masculino
formal

Obstáculo o impedimento para algo.
para no buscar los mejor para nosotros).

Agobiante sería por ejemplo en un escenario completamente distinto al nuestro, recibir porcentajes del 20, 25 o hasta el 50% de interés, y comprobar al día siguiente que debido a inflaciones mensuales y a veces diarias de un gran porcentaje, hace que el capital que tenías junto con los intereses recibidos sea muy inferior en cuanto a poder adquisitivo al finalizar el vencimiento, comprobando día a día que aquello que creías tener, pasa a tener un valor inferior. Y eso está sucediendo en algunos países al mismo tiempo que nosotros estamos quejándonos de que no nos pagan nada por nuestro dinero. Y eso si que es una preocupación.